Gallos vs. Xolos, o cómo la multipropiedad otorga otro duelo de 'hermanos'

Grupo Caliente se convirtió en propietario de Gallos Blancos para el inicio del Clausura 2020, sumándose a Tijuana y Dorados, equipos que pertenecen al grupo empresarial. Imago7

MÉXICO -- Se avecina una confrontación con carácter ‘fraterno’ entre Querétaro y Xolos, el primer duelo de 'hermanos' del Grupo Caliente.

Gallos se verá las caras por primera vez con los fronterizos como equipos de un mismo propietario, que también tiene la franquicia de Dorados de la Liga de Ascenso.

Esta será la sexta ocasión que un grupo tiene a dos equipos en una misma división, la llamada multipropiedad que se inició hace algunos años en el futbol mexicano, actualmente la sostienen Grupo Pachuca (Pachuca y León), Grupo Orlegi (Santos y Atlas) y el mencionado Grupo Caliente.

En sus inicios, los dueños con más de un equipo la protagonizaron Grupo Televisa (América, Necaxa y en su momento hasta San Luis) y Grupo Salinas (Morelia y Atlas).

Los queretanos siguen con Víctor Vucetich al mando, mientras que Tijuana ahora es dirigido por el argentino Gustavo Quinteros, quien no conoce el futbol mexicano y podría encontrar dificultades en su debut en la Liga MX.

Sin embargo, poco importa esto ante la curiosidad por ver quién ganará y cómo será el comportamiento de los planteles al enfrentarse entre sí, ya como parte de la ‘familia’.

En tanto, no está de más recordar que la multipropiedad sigue siendo un característica del balompié nacional, el cual lejos de ser erradicado, ha tomado realce con el paso de los años.

Aunque en un principio los directivos del futbol mexicano habían puesto como fecha límite el 2018 para terminar con la multipropiedad, la falta de inversores y nuevos dueños detuvo la iniciativa.

Por ejemplo, en el presente Clausura 2020 hay otros casos de multipropiedad, ya que también recientemente Grupo Orlegi adquirió al Atlas de Guadalajara, que, por ende, es hoy ‘pariente’ directo del Santos Laguna, sin olvidar que esta firma también es propietaria del Tampico Madero en la otrora Primera ‘A’.

Asimismo, Grupo Pachuca, de Jesús Martínez, posee los derechos del propio Pachuca, León y Mineros de Zacatecas del Ascenso MX, al igual que TV Azteca no sólo dirige los destinos de Monarcas Morelia, y tiene una participación principal en Puebla, como administrador luego de los problemas que enfrentaron los hermanos López Chargoy.

A TRAVÉS DE LOS AÑOS

Pese a que Decio de María aseguró en 2013, en conferencia de prensa, que la multipropiedad sería erradicada paulatinamente en el futbol mexicano, esto no ha pasado.

Por el contrario, con los propietarios de clubes como los ‘dueños del balón’, la Liga MX ha permitido que esto se siga generando, con el argumento de que faltan inversionistas en el balompié azteca.

Es así como a través del tiempo se han presentado muchos otros casos donde una empresa se hace dueña de varios equipos, como en su momento pasó con América, Necaxa y San Luis, que pertenecían a Televisa, aunque presuntamente, hoy la franquicia de los Rayos es propiedad de Ernesto Tinajero.

En los años 80 aparecieron también las Cobras de Ciudad Juárez, que eran propiedad de esta misma televisora; sin embargo, dicha franquicia, que solía dar cabida a los jugadores que el América desechaba, lo que también les hizo ganarse el mote de ‘Sobras’, desapareció a mediados de los años 90.

No podemos pasar por alto a los empresarios Jesús y Carlos Hugo López Chargoy. El primero se ostentaba como el dueño del Puebla y el segundo, como propietario de Jaguares de Chiapas. Sin embargo, siempre quedó de manifiesto que quien manejaba a los dos equipos era Carlos y, a la postre, Chiapas, que con este mandato siempre vivió inmerso en problemas económicos y falta de pagos a jugadores, terminó descendiendo en mayo de 2017.

Cabe recordar que antes de que eso pasara, otra versión de los Jaguares de Chiapas era propiedad del Grupo Salinas. Esto fue de 2010 a 2013, lapso en que Monarcas Morelia y el conjunto chiapaneco tuvieron un parentesco como equipos de TV Azteca.