Atlas, sancionado con un partido de veto por grito homofóbico

play
Atlas dispuesto a jugar a puertas cerradas en el Jalisco (0:48)

Pedro Portilla, presidente del Atlas, habló sobre la sobre la posibilidad que veten el Estadio Jalisco por gritos homofóbicos. (0:48)

MÉXICO -- El estadio Jalisco fue vetado con un partido, después de que el árbitro aplicó los cuatro pasos del protocolo cuando aparece el grito discriminatorio en contra de los porteros y la afición de los Rojinegros no acató las advertencias. El inmueble del Atlas será el primero que será cerrado un partido por este motivo.

"La Comisión Disciplinaria informa que se ha determinado sancionar con un partido de veto al Estadio Jalisco para el encuentro Atlas vs. Tijuana (Jornada 4, 31 de enero), del Torneo Clausura 2020; en seguimiento al protocolo definido para manifestaciones ofensivas, debido al comportamiento de los espectadores en la tribuna durante el encuentro de la jornada 2 entre el Atlas y el Puebla F.C", informó la Federación Mexicana de Futbol, por medio de un comunicado.

La afición del estadio Jalisco es de las que más ha insistido en el grito en contra de los porteros y en varias ocasiones recibió llamadas de atención por parte de los silbantes y sonido local. En el juego contra Puebla, de la jornada dos, el árbitro pasó el reporte y la Comisión Disciplinaria decidió castigar con un juego a puerta cerrada.

El famoso grito, que es considerado discriminatorio, surgió en Jalisco, en un torneo Preolímpico de 2004, y a partir de ahí se empezó a popularizar por todos los estadios de la Liga Mx, hasta llegar a escucharse en partidos de la Selección Mexicana.