Chivas rompe tendencia de utilizar refuerzos en los primeros partidos del torneo

Jesús Angulo Imago7

GUADALAJARA -- Para un equipo como Chivas, ávido de incorporaciones con futbolistas provenientes de otros clubes, y con la urgente necesidad de hacer mejorar al equipo de manera colectiva, la llegada de refuerzos siempre fue vista como un bálsamo, al cual los directores técnicos acudieron frecuentemente apenas aterrizaron en la Perla Tapatía, cuestión que para este 2020 no ocurrió del mismo modo.

Al menos en lo que concierne a los jugadores que llegaron al Rebaño en el pasado 2019, todos fueron utilizados desde el inicio conforme fueron llegando al club.

Elementos como Alexis Vega, Hiram Mier, Dieter Villalpando y Jesús Molina en el proceso que comenzó José Cardozo fueron utilizados desde los primeros partidos.

Mismo caso ocurrió cuando Oswaldo Alanís y Oribe Peralta aterrizaron con los rojiblancos de la mano de Tomás Boy, apenas el torneo pasado.

Antonio Briseño, quien llegó en el ciclo anterior, debutó hasta la Jornada 2, siendo el único futbolista que no estuvo listo para el debut, cuando Chivas cayó 3-0 ante Santos Laguna el certamen anterior.

En el caso del presente torneo ha sido la excepción a la regla. De ocho futbolistas que estaban dispuestos para el arranque del torneo, solamente el caso de José Juan Macías fue la alternativa que Luis Fernando Tena utilizó como su apuesta desde el arranque, mientras que los demás debieron esperar a tener minutos de arranque hasta la Copa MX.

Será hasta la Jornada 3 en que Chivas utilice a otro de sus refuerzos para iniciar como titular. Jesús Ángulo será el reemplazo de Alexis Vega, quien se lesionó en el duelo de Copa MX ante Dorados.

Sin embargo, será el único de los refuerzos que llegaron y que tenga actividad para el arranque, pues José Juan Macías tiene pocas oportunidades de ser titular debido a una lesión muscular. En su sitio la principal alternativa será Oribe Peralta.