Chivas, de la inversión histórica a las facilidades de pago por sus refuerzos

Amaury Vergara. ESPN

El pasado 12 de diciembre, Amaury Vergara dio unas palabras que anunciaban la nueva era: “La inversión es histórica, nunca se había hecho algo a lo que se está haciendo ahorita”.

El heredero del equipo más mexicano de todos aprovechaba el día de la Virgen de Guadalupe para anunciar que quería construir un nuevo Campeonísimo.

Los reporteros en aquella conferencia de prensa le preguntaron cuánto estaba dispuesto a desembolsar: “No son necesarias las cifras, no importan los números, lo importante es la calidad de jugadores que estamos trayendo”.

Sin embargo, el dinero sí importó: Vergara contrató siete jugadores, con un valor aproximado de 48 millones de dólares, como él mismo dijo, una cifra inédita para las Chivas. Muy pronto, perdió a Víctor Guzmán por un caso de dopaje y la inversión quedó muy cerca de los 30 millones de dólares.

Hoy, en medio de la pandemia por Coronavirus y de una posible cancelación del torneo, la cifra luce pesada como un tronco a medio camino. Según reportes, la gerencia del Guadalajara busca facilidades con la directiva del Necaxa para pagar sus refuerzos y es de los equipos más interesados de que se reanude el torneo, con un protocolo específico para prevenir la enfermedad.

Hoy las palabras de Vergara lucen lejos. En diciembre quería ganar la estrella número 13 con su equipo; hoy su gran inversión lo convierte en uno de los más interesados en sacar de la tormenta al torneo. El lunes tendrá jugará sus últimas cartas y tendrá una respuesta.