17 de julio

ESPN

Ustedes me conocen y saben bien lo apasionado que soy del futbol. En mi casa dicen que esa pasión se ha convertido en una enfermedad. Y tienen razón. Por lo cual me llena de esperanza la declaración de Álvaro Navarro, vicepresidente del equipo de Juárez, quien dijo que la liga en nuestro país se reactivará el 17 de julio.

No sé qué tan cierto sea por los picos tan altos de contagio que hemos vivido en los últimos días en nuestro país. Pero al final esa declaración se convierte en un foco de esperanza para los que valoramos nuestra famosa y tan cuestionada Liga MX.

Sabiendo una posible fecha de regreso a la actividad. Vendrán entonces los típicos días de verano cargados de rumorología respecto a altas y bajas. Y hasta de posibles cambios de sede como está por suceder con Monarcas Morelia, tema en el que me quiero detener por un momento antes de seguir con lo que viviremos en los próximos días.

El futbol de repente nos saca nuestro lado más romántico, el más sensible. Y nos hace sufrir ante este tipo de decisiones, porque nos gustaría que nunca se perdiera la identidad.

Sería ideal que aquel Morelia de la 'Tota' Carbajal o del 'Fantasma' Figueroa viviera por siempre. Que el Morelia aguerrido de Darío Franco o el bien administrado por Álvaro Dávila siguiera siendo protagonista de nuestro futbol. O qué decir del último Morelia, ese de Pablo Guede, que nos dejó tan buenas sensaciones.

A mí como seguramente a ti que también eres un romántico empedernido, nos encantaría que el Morelia de tanta tradición no se fuera nunca. Para seguir disfrutando de su plaza. Con su estadio Morelos, sus tortas de carnitas, su fiel afición y ese futbol que nos dio buenas y malas exhibiciones.

Pero la realidad es que ni tú ni yo perdemos dinero. No tenemos un solo centavo invertido. Y actualmente lo que nosotros consideramos un espectáculo apasionante se ha convertido en un negocio millonario en el que nadie está dispuesto a perder un peso.

La tradición de Morelia, el equipo de Monarcas, los viejos 'ates' --como usted lo recuerde-- se convirtió en una franquicia más del futbol mexicano que no tiene ganancia suficiente y por lo mismo llevaba mucho tiempo a la venta. Hoy tienen el apoyo de un gobierno y por eso la mudanza parece inminente.

Así que siguiendo con lo que nos espera en los próximos días tenemos que pensar ya en el equipo de Mazatlán como uno más que empezará a escribir una nueva historia en nuestro campeonato.

Volviendo a la declaración de Álvaro Navarro respecto al regreso de la liga podríamos pensar que está por arrancar el mercado de verano en el que estamos acostumbrados a ver muchas altas y bajas, pero me decía un directivo en días recientes que esta época no será de tantas altas por el golpe tan fuerte económico que han vivido todos los equipos. Buscarán muchos préstamos, pocos están dispuestos a gastar grandes cantidades por un refuerzo. Hoy el mundo entero está sacudido y nuestra liga no es la excepción.

Es muy probable que los equipos que vimos por última vez el fin de semana del 20 de marzo los volvamos a ver a partir del 17 de julio. Sin muchos rostros nuevos, sin cambios en su estructura, dándole continuidad a lo que tenían más por necesidad que por convencimiento.

Pero bueno, lo importante de todo esto es que según esa declaración del vicepresidente de Bravos, la Liga MX, esa que tanto se cuestiona, yo sí la extraño y me emociona saber que ya tiene planes para volver.