Yon de Luisa, el cínico

ESPN

“Nosotros nos fuimos enterando por los medios, Jose Ramón”.

Yon de Luisa no es, se hace.

En esas manos está el negocio del futbol mexicano.

De Luisa es un directivo exitoso, ni duda cabe.

Su formación es, además, privilegiada. Desde hace muchos años, Televisa lo fue encaminando por distintas áreas de la empresa para empaparse de la experiencia necesaria para eventualmente llegar a donde está el día de hoy.

Gestionó la oficina, las finanzas y la configuración del América; conoció de primera mano los “tejes y manejes” de CONCACAF; supervisó la operación televisiva (una táctica brillante) y hoy, todas las decisiones del futbol mexicano pasan por su escritorio.

Bueno, menos la de la mudanza de Monarcas Morelia a Mazatlán. De esa se “nos fuimos enterando por los medios”.

Yon de Luisa se hace, pero es hora de que se dé cuenta que los medios y el público no.

Si los últimos dos meses son el sello de su gestión al frente de la FEMEXFUT, esa impecable gestación del directivo perfecto habrán sido un lamentable desperdicio, porque aquellos que podían haber pensado que el Futbol Mexicano estaba listo para dar el salto a -por fin- ser una liga top 10 a nivel mundial, tendrán que vivir con su ingenuidad.

La eliminación del ascenso y descenso deportivo, la inestable creación de la Liga de Desarrollo, la mudanza de Morelia a Mazatlán y la nueva injerencia de dinero del erario en clubes de Liga MX, la vulnerable estructura de los equipos “pobres” son solo algunos ejemplos de la “Era De Luisa”.

Una era que camina hacia atrás.

Pero como el futbol da revanchas, viene otra pelota que está por quedarle botando en el área rival, con el portero vencido: Cruz Azul.

Garcés y los Álvarez Cuevas, de acuerdo al extraordinario ejercicio periodístico de nuestros compañeros en ESPN, han desnudado la frágil situación jurídica en la que los dueños de facto de Cruz Azul se encuentran.

Una de las grandes promesas de Yon de Luisa fue garantizar la limpieza económica de sus socios. Por estatutos no pude desafiliar al equipo, pero sí tendrá facultades para encontrarle nuevos gestores, mantener la grandeza del club y devolver la esperanza a sus muy lastimados seguidores.

Esperemos que este tema no lo rebase y como muchos “se entere por los medios”.