Canteranos de Pumas consiguen beca deportiva-académica que les llevaría a jugar en la MLS

MÉXICO -- Tres jugadores surgidos en las fuerzas básicas de Pumas preparan maletas para emigrar a Estados Unidos, gracias a la obtención de una beca deportiva y académica que en el futuro podría llevarlos a jugar en la MLS, en tanto que su club de origen sería beneficiado económicamente.

Así lo dio a conocer a ESPN Digital el ex jugador y visor Lucas Baldin, quien a través de Be One Sports And Education busca a cumplirles sus sueños a futbolistas talentos que también quieran prepararse académicamente. “Los muchachos están súper agradecidos con Pumas y, obvio, les duele irse porque llevan los colores de la Universidad Nacional Autónoma de México”. En agosto, los tres jugadores dejarán México; se trata del delantero Óscar Resano y del defensa central Iker Alvarado, ambos de 18 años, así como Julián Fernández, de 19, los tres formados en la cantera auriazul.

Hasta hace unos meses, Resano era el goleador del equipo de Tercera División de Pumas, pero le sedujo la idea de hacer carrera académica y futbolística en Estados Unidos. Él empezó a estudiar arquitectura en la UNAM y ahora cambiará a Negocios; él irá a la a la Universidad of South Florida. Su papá es Óscar Resano, quien fue portero de Pumas y campeón en la temporada 1990-91; ha sido entrenador de porteros en Querétaro, Lobos BUAP y actualmente en Chivas.

Por su parte, Iker Alvarado estará en Rutgers University y Julián en la USC-Upstate. Los cuatro participarán en la liga de futbol NCAA, que cuenta con tres divisiones. Ya tienen su carta de aceptación de la respectiva universidad, al igual que la fecha de cita en la embajada estadounidense de México para tramitar su visa de estudiante.

Lucas Baldin, brasileño de 29 años, tuvo la oportunidad de llevar el proceso que ahora predica, después de pasar por las fuerzas básicas de Cruz Azul y Toluca y de jugar en Atlante. Llegó a México a los 13 años y la mayor parte de su vida ha vivido en el país. “Jugué en la mejor división estudiantil de Estados Unidos, que es la Primera División; posteriormente me seleccionaron en el draft de la MLS”, cuenta su andar, agradecido por el camino que siguió tras no encontrar una mejor opción en el futbol mexicano.

Después de jugar en Venezuela regresó a México para formar la empresa que hoy representa (Be One Sports And Education), cuya función es captar jugadores becados deportivamente para escuelas de Estados Unidos.

“Apenas llevamos dos años y medio en el mercado, pero ya tenemos 20 jugadores de muy bien nivel, muchos de canteras de Pumas (Samuel Lechuga), América, Querétaro, Pachuca (Sebastián Valdez) y Cruz azul (Octavio Ocampo). El objetivo es estudiar y jugar. La exigencia es muy fuerte y especialmente la deportiva, ya que en la Universidad hay personas de todas las partes del mundo; hay muchos jugadores de fuerzas básicas de Brasil, de Inglaterra, de España. Es un nivel deportivo altísimo”, agrega Lucas Baldin.

Explicó que si un futbolista es seleccionado por la MLS en el MLS Draft y otro equipo lo compra, el club que lo formó tendrá un beneficio económico “por el mecanismo de solidaridad de la FIFA”.

CONSEGUIRÁN POR LO MENOS SU DIPLOMA DE GRADUADOS

Afirma que todos los chavos que buscan esta oportunidad quieren ser futbolistas de Primera División “y lo único que les aseguramos es que si no consiguen dar el paso de la NCAA a la MLS, obtienen su diploma de graduados en una universidad estadounidense y hablarán un segundo idioma”.

Parte de los jugadores que becados hasta el momento son: Imanol Rosales, surgido en Cruz Azul, seleccionado nacional 18; Luis Población, también de Cruz Azul, que alguna vez tuvo la oportunidad de hacer pretemporada con el primer equipo.

Lucas Baldin comentó que su empresa cobra por el servicio, ya que mediante su intervención el jugador consigue la beca deportiva y académica, las cuales pueden ser al 100 por ciento, dependiendo de su nivel futbolístico y a sus calificaciones. El costo anual de una carrera en Estados Unidos puede llegar a 70 mil dólares.

“Los muchachos de fuerzas básicas nos buscan mucho y nosotros, felices de la vida por asegurar su futuro. Todas las becas incluyen colegiatura, vivienda, casa, comida. Nosotros conseguimos que esas becas sean muy favorables; van pagando muy poco”.

El grupo de colaboradores de Lucas Baldin continúa en proceso de visoría para que otros jugadores puedan irse a principios de 2021, y lo hacen en academias de futbol, ya que no hay alianzas con clubes de la Liga MX.

“Cuando chavos de la Liga MX nos contactan es porque ya no entran en planes en su equipo y son libres” y asegura que para los chavos somos un plan B, una segunda oportunidad en el futbol”.