Si no son ellos, entonces, ¿a quiénes se les convoca?

ESPN

'Tata' Martino cada vez la tiene más complicada para encontrar centro delanteros confiables para la Selección Mexicana, principalmente de la Liga MX

MÉXICO -- Nos estamos quedando sin centros delanteros, cada vez es más difícil y complicado para el técnico nacional de la Selección Mexicana el poder elegir, seleccionar y convocar al que la meta, sobre todo, cuando se trata de conformar una selección integrada sólo por jugadores que militan en el fútbol mexicano. Lógico, en esta ecuación, no entran ni Javier Hernández ni Raúl Jiménez, pues se cuecen aparte, además de no estar en la liga local, aunque sí es importante destacar que, después de ellos, ¿quiénes en la inmediatez para ir pensando en ser sus relevos?

Entendiendo que a diferencia del centro delantero tradicional, aquel que sólo estaba esperando en el área para empujarla, el de hoy ha mutado, pues se ha convertido en un centro delantero perimetral, que sale más de la zona de los 16.50 metros para ser más participativo en el juego colectivo de su equipo, pero sin perder de vista que tiene que estar cerca del punto penal para mandarla guardar.

Traigo a colación todo esto por la sencilla razón de lo que se ha dicho a lo largo de la semana tras los convocados por Gerardo Martino para el microciclo de la última semana y para los que se han quedado en la lista final para enfrentar a Guatemala, el próximo miércoles 30 de septiembre en el Azteca. "Que si se se están abaratando los llamados a la Selección", "Que si lleva pocos goles en el torneo", "Que si lleva pocos partidos en Primera División", "Que no está atravesando su mejor momento", "Que si no tiene experiencia, o tiene poca o no tiene mucha" y, cualquier cantidad de argumentos, que ojo, quizá no les falte razón y tal vez esté de acuerdo con algunos pero también hay que ponerse en lugar del técnico nacional.

Me refiero a la simple razón de que es lo que hay, que no hay más. Dentro de la tabla de goleo individual de este torneo, y entre una gran cantidad de jugadores extranjeros, ahí aparecen los nombres de los hoy convocados. Henry Martín es el mejor ubicado con cinco tantos, le siguen Santiago Giménez y José Juan Macías con cuatro. Sí, Santiago Ormeño tiene cuatro, pero no fue convocado y, además, también tiene la posibilidad de jugar para Perú. Ojo, tiene ya 26 años, debutó tarde y sólo suma 12 partidos en Primera División.

Otros mexicanos en la lista de goleadores, todos, con tres anotaciones Amaury Escoto (27 años, del Puebla), Omar Islas (24 años, del Querétaro), César Huerta (19 años, del Mazatlán), Ángel Sepúlveda (29 años, del Querétaro).

Reitero, hay que ponerse en el lugar del técnico, no hay para más. Quitando a Alexis Vega, que juega merodeando el área, los otros tres son los que juegan más con características de un 9. De ellos, el que está mas cuajado, con más experiencia es Henry Martín, de 27 años, debutó en 2014 y le ha costado ser titular indiscutible. En este torneo sólo ha iniciado en seis de los 11 juegos que ha participado. Después vienen los otros dos, con menos edad, menos recorrido y experiencia, pero que se piensa su techo es más alto. Macías, ya con casi 70 partidos en Primera División y 21 años recién cumplidos, ha bajado algo su nivel pero se le ven buenas cualidades y, terminamos con Santiago Giménez con 19 años, a poco mas de un año de su debut y con tan sólo 22 partidos en Primera División, pero ha ido en ascenso, se mueve bien dentro y fuera del área, define y abre espacios.

Cuando vemos este panorama, tenemos que entender al técnico, el porqué los llama, el porqué los quiere ver y probar. Hay poco de donde escoger, ya sea por falta de talento o por falta de oportunidades, ante la cantidad de extranjeros en esa posición. Y, aunque parezca que se abarata la playera de la Selección, al parecer no hay otra ni de otra. Rumbo a Catar 2022, ahí estarán Raúl Jiménez y posiblemente Javier Hernández; los que vienen atrás tienen que apurarse a crecer, a desarrollarse, a madurar, a dar el estirón, porque muchos se quedan sin darlo, pues para 2026 se puede venir el gran problema, a menos que aparezca un garbanzo de a libra, que salga del sombrero de un mago, que no esté en el radar y nos sorprenda a todos.

Por eso, cada vez que venga una convocatoria y leamos quienes son los centros delanteros, quitando los que puedan estar fuera, fijémonos bien porqué lo hace el técnico pues muchas veces el contexto es mas complicado de lo que parece, la percepción de la realidad va más allá de si tiene poca experiencia, de si solo ha jugado unos cuántos partidos en Primera, de si cualquiera llega a la Selección o de si se abarata la playera nacional... si no son ellos, entonces, ¿a quiénes se les convoca?.