Carlos Sánchez sugiere a José Antonio García que "vaya con todo" en su demanda contra Pumas

Carlos Sánchez mantiene una demanda civil contra América y le da consejo a José Antonio García para llevar a las últimas instancias su proceso ante Pumas

MÉXICO.- El pleito que José Antonio García emprendió contra Pumas y que ha llegado al TAS (Tribunal Arbitral del Deporte) debe continuarse hasta las últimas consecuencias; así lo dice el ex defensa del América, Carlos Sánchez, quien hace 12 años recibió un golpe en la cabeza en un partido de Copa Libertadores que le costó la carrera.

Carlos Sánchez, quien demandó al América por la vía laboral y civil (2013 y 2015, respectivamente) por no asumir su responsabilidad tras el infarto cerebral que sufrió, afirma que “ojalá José Antonio García haga notar la negligencia médica que vivió; que salga a la luz lo mal que se hizo médicamente en su lesión, no tanto lo contractual, que es por lo que acude al TAS. La negligencia no es vía laboral; su padecimiento no termina ahí, pues creo que su deseo es volver a vivir bien”, afirma el ex zaguero a ESPN Digital.

“Es importante que si ya decidió demandar no dé vuelta atrás y vaya con todo”, recalcó Carlos Sánchez.

“Que asuma la situación para buscar un cambio y que no sigan pasando estas cosas en nuestro futbol” y considera que ese cambio no debe darse de forma individual, sino grupal. “Necesitamos de todo el gremio, de la Asociación Mexicana de Futbolistas Profesionales (AMFpro), que la Federación Mexicana de Futbol (FMF) reconozca a la Asociación como un ente realmente importante y que no lo tome simplemente para ‘taparle el ojo al macho’”.

Enseguida, el ex futbolista se ofreció para colaborar en la AMFpro, que preside Álvaro Ortiz, pues considera que su experiencia y la de su abogado son amplia y pudiera servir para conseguir un trato digno como persona, no tanto como futbolista. Dice que el largo proceso que ha llevado con América le podría permitir opinar en la creación del contrato colectivo que pretende Álvaro Ortiz “y los afiliados tengan mejores garantías. La intención no es pelear con los directivos, sino equilibrar un poco la balanza del protagonista que es el futbolista”.

Añade que la FMF quiere cambiar la Liga MX y que sea de élite “y para eso debe empezar desde el actuar de sus dirigentes y luego meterse a lo deportivo. Dicen que ya no hay ‘Pacto de Caballeros’, pero los clubes suben muy alto las cartas para boicotear”. Y pidió que la FMF vigile las normas a seguir y rija como debe ser las relaciones entre jugador y club, así como las condiciones en que los médicos realizan su labor.

También hace un llamado “a los iconos que tenemos en México a que tomen una participación activa, como el señor Rafael Márquez, Guillermo Ochoa, Andrés Guardado” y propone también buscar a quienes, en otros tiempos, intentaron un sindicado como Carlos Albert.

QUE EL APOYO LLEGUE TAMBIÉN A MALECK

Para Carlos Sánchez, ese apoyo del que habla para el futbolista no debe quedar en los que sufrieron un accidente en la cancha, como él y José Antonio García, sino que también se tome en cuenta a jugadores que tuvieron un perjuicio fuera de las canchas y menciona a Joao Maleck, quien hace más de un año tuvo un accidente de tránsito donde una pareja perdió la vida; así como a Salvador Cabañas. Como se sabe, el otrora atacante paraguayo del América recibió un balazo en la cabeza mientras se encontraba en un bar, en una madrugada de hace 10 años.

“Me refiero a ellos también, porque el gremio debe dar una muestra de unión y ver en que se puede ayudar, porque es indudable que Maleck y su familia están teniendo una desgracia y fueron afiliados. Cabañas en su momento dio muchas satisfacciones a la afición mexicana; el negocio del futbol lo hizo atractivo para mucha gente que fue fanático de él. El futbol se enriqueció con Cabañas en un aspecto mayor”, agregó Carlos Sánchez.

Comenta que a veces la justicia no obra como tiene que ser y recuerda que todavía no acaba el proceso legal con América.

El año pasado, las autoridades fallaron a favor del club, en su demanda civil por daño moral causado por negligencia médica y él respondió con un amparo, cuya resolución espera se dé a conocer antes que termine 2020. Sin dudarlo, aseguró que el proceso fue amañado y, pese a todo, espera que al final se imponga la justicia.

“Espero que se resuelva todo conforme a derecho. Nunca he pedido un trato preferencial, sino neutral. Me dejaron con incapacidad de por vida, por una parálisis de la mitad del cuerpo. Eso nunca ha considerado la FMF ni el América”.