Leobardo Magadán: Alfonso Morales marcó mi vida, fue un gran maestro en todo sentido"

El rudísimo de cinco estrellas, siete suelas y gran turismo, habló para ESPN Digital y compartió sobre la última vez que se cruzó con el legendario cronista.

Uno de los grandes compañeros de Alfonso Morales durante sus narraciones fue Leobardo Magadán, con quien inmortalizó una de sus frases más célebres “¡Qué bárbaro Magadán!, ¡Qué bárbaro!

“La última vez que lo vi fue hace diez meses, antes de la pandemia, lo encontré en la calle y platicamos, yo ya lo vi un poquito mal, le pregunté, '¿Cómo estás? ¿Cómo te ha ido? ¿Doc no se te ofrece nada?', fueron cosas superficiales, lo vi poco cansado y no pudimos platicar mucho, pero le dije que se le extrañaba muchísimo en la lucha libre. Nos abrazamos y se me quedó viendo, me apretó con su brazo y se despidió. El Doc era de pocas palabras, pero de un corazón muy grande, era uno de esos personajes que ya no hay”, expresó.

Además, compartió que "siempre fue una persona muy sencilla, alguien con quien se podría platicar y estar agusto, no se espantaba de nada".

"Yo siempre he sido muy grosero y a él le daba mucha risa mi forma de hablar, con él podíamos ir a comer tacos o sentarnos a comer con todas las reglas, nos gustaba detenernos en algún puesto de frutas o de los carritos clásicos de la CDMX a comer un coctel, también podíamos ir a comer un elote, o un helado, nos sentíamos con libertad de hacerlo nosotros solos o en grupo , nos llevábamos muy bien.

Además mencionó que era "un tipo con un acervo cultural muy amplio" y eso hacía que tuvieran una convivencia más extensa.

"Nuestros momentos eran muy nutridos, tertulias donde hablábamos de lucha libre, cultura o del medio artístico, eso se notaba al momento de narrar y la gente respiraba esa buena onda, sabíamos perfectamente cuando debíamos entrar, nadie se quería comer el micrófono”, agregó.

Para Magadan, el Dr. Morales ocupa un sitio privilegiado en la crónica del pancracio.

En la lucha libre es el narrador número uno, siempre fue una persona creativa, que generaba muchas metáforas, el máximo acierto era su manera de concebir el box y la lucha libre. Este último fue el deporte donde convivimos más entre nosotros, incluso más que con nuestras familias, eso hizo que grabaramos una amistad de tal manera que ya sabíamos sin ponernos de acuerdo que haríamos en las narraciones”, señaló.

Por otro ladio, mencionó que si pudiera hablar una última vez con Alfonso Morales, Magadán dijo: “Le diría que lo quiero mucho, aunque ya lo sabe, pero se lo reiteraría nuevamente, que lo extraño, que el marcó mi vida y mi carrera, fue un gran maestro para mí en todo sentido”.

Gilberto Alberto Morales Villela mejor conocido en vida como el Dr. Alfonso Morales, falleció este jueves a los 71 años de edad a causa de una enfermedad renal. El cronista se retiró de los relatos deportivos debido a la misma enfermedad.

Con información de Diego Beltrán