Ese mísero punto

ESPN

Si Chivas no entra al repechaje, los días más oscuros están por venir, el Coliseo Romano del que habla el Rey Midas, podría aparecer: vivir o morir.

Tras el receso por la fecha FIFA se reanuda la Liga MX, con Cruz Azul y América ya clasificados a la Liguilla, y del segundo al octavo puesto con algunos buenos puntos de ventaja; todo se centra hacia la parte baja del repechaje, donde entre el lugar 9 y el 16 solo hay dos puntos de diferencia, con León (9), Querétaro (10) y Mazatlán (11) empatados con 14; Pachuca (12) con 13 unidades y después Atlético de San Luis (13), Tigres (14), Pumas (15) y Chivas (16) todos con 12 puntos.

De seguro hoy habrá quien piense que solo una unidad separan a estos últimos cuatro del tan ansiado lugar 12, último vagón que te lleva al repechaje y, se convierte en esa línea delgada para decir "hicimos un torneo 'decoroso' o desastroso", la verdad no es tan fácil como se ve, no es tan sencillo. Sí, ese mísero punto que se ve tan cerca pero que puede resultar inalcanzable, es la pequeña pero gran diferencia de quedarte ahogado en la orilla o seguir con vida.

A partir de ahora se hará mas pesado aquel penal que se falló, aquella ventaja que se perdió en el último minuto, aquel remate al poste, aquella mala decisión arbitral, aquel error del portero, aquella expulsión que te dejó en inferioridad numérica y varios imponderables mas que se presentan a lo largo de un torneo en su etapa regular.

No soy partidario del repechaje, pero habrá que resaltar que, hoy en día, esa zona de la tabla despierta mayor interés para el cierre del torneo, sobre todo, por la presencia de algunos equipos como Tigres con un plantel para estar mejor ubicado, como Pumas el subcampeón del torneo anterior y Chivas de los considerados grandes de nuestro balompié. A estas alturas de la competencia con serias posibilidades y probabilidades de ni siquiera entrar al repechaje.

En primera instancia, no dependen en su totalidad de ellos mismo, sino también de quienes están arriba de ellos en la tabla, pero además, y esto aplica a los equipos que ocupan del lugar nueve hacia abajo, hay varios enfrentamientos entre ellos, lo que a fuerza nos lleva al escenario que se van a restar puntos entre sí.

A León, Querétaro, Mazatlán, Pachuca, Atlético de San Luis y Pumas les quedan cinco partidos por jugar, a Tigres y Chivas seis, pero ese juego de más es entre ellos, así que digamos que es una gran ventaja, no tanto.

En segunda instancia, está la dificultad del calendario que le toca a cada quien y ahí parece que León es el que lo tiene menos complicado, los demás lo tienen muy pesado y, algunos, hasta con "clásicos" de por medio, por ejemplo Tigres ante Monterrey, Chivas ante Atlas, Pumas ante América.

Al revisar el cierre del torneo para cada equipo, Chivas es quien mas difícil lo tiene pues, ahí aparecen Santos, Cruz Azul, Tijuana, Monterrey, Atlas y Tigres; con tres partidos en casa y tres de visita, aunque uno de ellos es en la misma ciudad ante los rojinegros, en el duelo tapatío.

Pumas no está alejado del viacrusis al toparse con Tigres, América; menos fuertes Puebla y Pachuca; mas asequible Necaxa.

Y Tigres sus máximos obstáculos serán América y Monterrey, después se verá qué tan bien librado sale con Querétaro, Pumas y Chivas; y tendrá que sortear con cierta facilidad a Juárez.

Algunos apuntes extras merece el tema Chivas, a partir de ahora empieza su Liguilla, prácticamente una final en cada partido, es más, así lo consideró hace unos días, Vucetich, su técnico.

Si Guadalajara no entra al repechaje será un golpe durísimo, que cimbrará los cimientos en lo mas profundo de la institución, que hará replantearse a Amaury Vergara, su dueño, cualquier situación en su proyecto Chivas, tendrá que tomar decisiones con la cabeza fría y no con la sangre caliente, pues el gasto en jugadores no es una cantidad que se pone todos los días, aunado a la contratación de un director deportivo capaz como Peláez y un técnico probado como Vucetich.

Si Chivas no entra al repechaje, los días más oscuros están por venir, el Coliseo Romano del que habla el Rey Midas, podría aparecer: vivir o morir. Sí, ese mísero punto, es la pequeña gran diferencia... tan cerca, pero quizá, tan inalcanzable.