Alfonso Sosa reconoce "broncas" en el vestidor tras derrota contra León

Al final del partido, dos jugadores de Bravos discutieron entre ellos y Sosa atajó el asunto

El técnico de Juárez, Alfonso Sosa, reconoció que hubo “broncas en el vestidor”, tras la derrota de los Bravos en su visita al León, por 2-0.

“Broncas normales, prefiero a que hierva la sangre, a que no hierva, si alguna vez jugaste una cascarita, es normal que existan estos roces, me gusta, en las familias hay discrepancias y se tienen que arreglar y listo, como responsable pongo orden, y tenemos que pensar en el siguiente partido”, comentó Alfonso Sosa, técnico de los Bravos de Juárez, después que se vio en la transmisión, a algunos de sus jugadores discutiendo entre ellos.

Hasta ahora, los Bravos de Juárez no han podido salir de las posiciones que provocan una de las tres multas en la tabla porcentual. Si el torneo terminara hoy, deberían de pagar 50 millones de pesos, al ser el tercer peor equipo en el cociente.

“Tenemos dos partidos, uno de seis puntos, y otro de tres puntos, es ganar los dos partidos, el siguiente es el más importante y es el que nos fortalecería para salir de la antepenúltima posición, no me concentro más que en ello, fue una derrota dolorosa, pero hay que pensar en lo que sigue”, dijo Sosa.

La próxima semana, los Bravos enfrentarán a los Gallos de Querétaro, en un compromiso que vale seis puntos para la tabla de cocientes. En caso de ganar, junto con una derrota de Mazatlán FC, alcanzarían a salir de las posiciones de la multa.

“La presión existe, aunque no haya esta circunstancia de pagar la multa, nos ocupa en lo que tenemos que hacer, en lo que nos corresponde, mientras no sumamos de tres puntos o seis, al final de cuentas, a todos nos gusta ganar, más que bloqueamos, la presión la canalizo de la mejor manera”.