¿Dónde están los Pumas de lucha, espíritu y garra?

ESPN

¿Usted cree que los Pumas, los verdaderos, están preocupados? No lo están, porque no hay descenso.

Señoras y señores… ¿Qué les pasa a los Pumas? Simple y sencillamente que no le interesan a nadie. No le interesan a rectoría, a la universidad, a los directivos, al patronato, al presidente del club. A nadie.

¿Qué ha dicho el Ingeniero Polo de la eliminación de Pumas? ¿Jesús Ramírez ha salido a declarar algo?

Primero quisieron vender con urgencia a Carlos González sin tener listo el refuerzo. Tuvieron también tres meses atrasado al panameño Gabriel Torres y ayer falló un gol que no fallaría ningún novato mexicano, ningún canterano habría errado en ese gol.

Pero bueno, son muchas cosas las que han lastimado a Pumas. Al final todo es: “Lillini nos va a sacar la cantera, adelante porque es barato y nos saca la cantera”, pero el equipo hace un buen rato que no gana un título, legró meterse a una Liguilla y una final en el torneo pasado. De repente pierden a tres jugadores, entre ellos a Carlos González que era el 50% del equipo porque bajaba, recibía, se volteaba de espaldas, cabeceaba, pasaba, se entendía muy bien con Dinenno, quien se perdió totalmente este certamen.

El equipo de Pumas dejó de profundizar, no creó hombres clave para llegar a profundidad y centrar para Dinenno, lo dejaron solo.

Para la última jornada, América puso un equipo de medio pelo, no titular. Pumas tenía la mesa puesta para calificar, al menos, al repechaje, ¿lo iban a eliminar pronto en la reclasificación? Sí, pero ni eso pudo alcanzar. Llegó siete veces y todas la falló, las Águilas llegaron una vez y metieron gol.

¿Dónde está ese Pumas aguerrido, abrumador, de garra, espíritu y esfuerzo? No apareció en todo el torneo y solo vino abajo, abajo, abajo. A pesar de que Lillini decía: “Vamos a subir”, no se logró; y no es culpa de él, Lillini trata de sacar a los mejores jugadores que puede, pero los extranjeros han sido un caso.

Iturbe, por ejemplo, no tuvo que haber sido contratado, ni siquiera debieron pagarle el contrato, no hizo absolutamente nada en este certamen. Ya no hablemos del argentino Fabián Álvarez, se perdió totalmente.

Quizá el único que se salvó fue Nicolás Freire. Dinenno tuvo una temporada terrible de altibajos… en general, todo Pumas estuvo lleno de altibajos. De un gran torneo, bajó a un pésimo certamen.

¿Usted cree que los Pumas, los verdaderos, están preocupados? No lo están, porque no hay descenso, pueden invertir poquitos pesos, tal vez vendiendo a Dinenno y montando a un chico de 18 años. Así se maneja Pumas.

Dice el ingeniero Polo que habrá presupuesto para delanteros, ¿cuáles? ¿De dónde? ¿Quiénes? Si los que llegan no aportan absolutamente nada al equipo universitario, a excepción de González y Dinenno. Los demás, cero.

La saga universitaria mantuvo a Pumas hasta el último instante con posibilidades de repechaje, los defensores y el portero. Lo demás no funcionó nunca, ni el medio campo, ni los delanteros. Pocos goles, pocas llegadas, poca profundidad. Si no es por Talavera, los centrales Velázquez, Freire y unos más, no existió la temporada.

Es una pena, pero hay que decirlo: No existió Pumas este torneo.

¿Y los directivos? Yo creo que les importa muy poco, por no decir que nada.