No es tu culpa, Funes Mori

ESPN

Estoy seguro que Rogelio Funes Mori anotará una vez más con el Tri, pero no esperemos que se convierta en el máximo anotador.

Criticar está de moda. Y en redes sociales, descalificar fue, es y será tendencia, sobre todo cuando se trata de política, religión o fútbol. En México el deporte más popular del mundo tiene un nuevo meme humano: Rogelio Funes Mori.

Una colección de fallas con la playera de la Selección Mexicana lo pusieron contra el paredón; y sí, hay unos bloopers, dignos de Not Top Ten, ¿pero estamos siendo justos con el desempeño del delantero de Rayados? Aquí inicia el debate.

Según las reglas no escritas del fútbol, el entrenador en turno del Tri debe convocar a los jugadores que vivan su mejor momento profesional. Pero todos sabemos que no siempre es así. Si el técnico es suegro de algún jugador, lo lleva al Mundial en lugar del hombre más talentoso. Si hay que vender refrescos sabor cola, importa más el carisma que la capacidad. Y si eres compadre del estratega nacional, probablemente recibas, al menos, una oportunidad.

Pero en el caso específico de Funes Mori, Gerardo Martino lo convoca porque es una de las mejores opciones disponibles. Raúl Jiménez viene de una larguísima recuperación y su equipo no lo presta. Carlos Vela prefiere quedarse en Los Ángeles para ir a ver un partido de Grandes Ligas y/o NBA. Javier Hernández aún no libra una dura lesión con el Galaxy, y seamos honestos, su relación con la Federación Mexicana de Fútbol sigue rota. Y en la Liga MX, cuesta trabajo encontrar a un referente.

El problema en este momento no es el irregular nivel del delantero nacido en Argentina; ¡la bronca es que las opciones al momento de elegir son limitadas!

Ser el máximo goleador en la historia del Monterrey merece mención honorífica, pero si su calidad fuera superior, hubiera triunfado en Europa o jugaría con la Selección de Argentina. Es así. Punto.

Atención: eso no significa que merezca un apapacho especial; se le tiene que exigir el doble porque, se supone, su fútbol es superior al resto del promedio en México, y debe dar resultados.

Eso sí: por lo mostrado en los últimos partidos con la Selección Mexicana, Henry Martín debe ser el delantero titular. Pero como ni tú ni yo decidimos quién alineará, los corajes seguirán patrocinando canas a nuestras cabelleras.

Estoy seguro que Rogelio Funes Mori anotará una vez más con el Tri, pero no esperemos que se convierta en el máximo anotador histórico de la Selección, porque como Javier, sólo hay uno. A las pruebas me remito.