Cuando perder es mejor que ganar

ESPN

¿Cuántas veces hemos hablado de que hay victorias que sólo sirven para maquillar una temporada?, y eso es lo que hubiera pasado si el Rebaño conseguía el pase a la Liguilla

Mucha gente dirá: pero, ¿de qué se trata?, ¿cómo es posible?, si ganar siempre será mejor que perder, y es cierto. Dentro de una lógica y congruencia, así es; pero en el caso Chivas no aplica.

La eliminación ante Puebla por la vía penal fue lo mejor que le pudo pasar. ¿Cuántas veces hemos hablado de que hay victorias que sólo sirven para maquillar una temporada de regular a mala?, y eso es lo que hubiera pasado si el Rebaño conseguía el pase a la Liguilla, porque me queda claro que la autocrítica hace tiempo que no aparece en la institución rojiblanca. Entonces, serviría para seguir con la venta de humo y de espejitos al por mayor, si desde la pretemporada nos tuvimos que fumar los discursos de la directiva "de que tenemos un gran plantel para pelear por el campeonato", "estamos para cosas grandes", "le podemos competir y ganar a cualquiera"; después a lo largo del torneo lo mismo pasó con los jugadores que iban a las conferencias de prensa y con el técnico actual, ese discurso se potenció: "tenemos un equipazo, tenemos jugadorazos" y más y más frases por el estilo y solo hablo de este torneo, ya no vayamos más atrás.

El triunfo no solo lo tapa todo, sino también hace que se olvide todo lo mal que se han hecho las cosas. Guadalajara estuvo a escasos minutos de seguir viviendo su mentira, de seguir "engañando" a sus millones de seguidores, muchos de ellos a los cuales les gana la ilusión, pero también hay muchos otros que ya no compran el discurso, que realmente saben y aceptan que lo que pasa con las Chivas es inadmisible.

Por eso digo que lo mejor que les pudo pasar ante Puebla es quedar eliminados, ojalá sean capaces de tener poder de análisis, de autocrítica, de reconocimiento, de 'mea' culpa. Saber reconocer que se han equivocado, que ellos mismos han comprado y vendido el mensaje incorrecto y que lo primero que tienen que hacer es aceptar sus limitaciones y limitantes, que no han armado el plantel que creen, que lo que tienen les alcanza para estar en la medianía, en la mediocridad y, si bien les va, su máxima aspiración real es el repechaje, que ir más allá será más una excepción que una regla.

Partiendo de ahí, entonces, tendrán margen de mejoría en todos los aspectos: lo económico, la asistencia de su afición a su estadio, la conformación de un mejor plantel, con mejores jugadores de mayor capacidad y talento.

Deben acostumbrase a una mejor toma de decisiones, porque cuando tienes tantos inconvenientes, lo que mas ayuda es tener buenas decisiones, cosa que en Chivas ha brillado por su ausencia últimamente y no puedes desperdiciarlas tomándolas mal. Días atrás, cuando se ratificó a Marcelo Michel como el DT para el próximo torneo, la afición del Guadalajara, en su mayoría, la vio como una mala decisión y es justo a lo que me refiero, mantenerlo suena más como a un volado al aire y no como algo que de confianza, seguridad y certeza de que las cosas serán mejores.

Si el arranque del próximo torneo no es el ideal, si en las primeras cuatro o cinco fechas los resultados no son favorables, Chivas no se puede permitir perder más tiempo y tendrá que tomar decisiones urgentes y determinante. Se habla de la salida de varios elementos, habrá que ver quiénes, pero más allá de los que se puedan ir, la situación está en los que puedan llegar, si es que llegan; insisto, otra vez entramos a la toma de una buena decisión.

Si metemos a la historia, a la tradición, a la jerarquía, lo de Chivas es un fracaso; si contemplamos solo la actualidad del Club y del plantel que tiene, es normal lo qué pasó, no hay para más; parafraseando a Piqué, el jugador de Barcelona, "es lo que hay". Por eso establezco, cuando perder es mejor que ganar, así le tenía que pasar a Chivas para poder mejorar, y no seguir siendo víctima de su propia mentira. Punto.