Pumas dará guerra al América

ESPN

Santiago Solari debe de cuidarse, porque Pumas no tiene nada qué perder, y sí mucho qué ganar.

Señoras y señores… En un torneo, al que he llamado de plástico, como el que se juega en México, que ha hecho tanto daño a la selección nacional como al futbol mexicano, al no tener ascenso y descenso, con multipropiedad, con equipos que se ponen de acuerdo, que no invierten y contratan extranjeros de regular calidad para abajo; un equipo sin presupuesto, porque lauUniversidad no ha dado un quinto a los Pumas (y hace bien porque su labor es de docencia, para crear a futuros ingenieros, arquitectos y economistas del país), con patronato débil (porque no ha encontrado un patrocinador que ayude a recuperar lo que representa esta escuadra) y que ha recargado todo en Lillini, ha clasificado a la liguilla.

Andrés Lillini, quien llegó desde las fuerzas básicas a la salida de Míchel, calificó a Pumas a una final y lo llamaron impostor. De inmediato le vendieron a Carlos González, a Vigón, le cedieron al poco tiempo a Johan Vásquez, en fin, le fueron quitando jugadores y tuvo que llenar espacios de donde fuera.

Algunos refuerzos resultaron regulares, unos medio y otros muy malos. Tuvo que acudir a la cantera y subir a futbolistas interesantes que van dando resultado poco a poco, los extranjeros han mejorado algo. Pumas cerró bien la fase regular, jugando buen futbol y metiendo goles, con Lillini trabajando incansablemente y, con el plus de la llegada de Mejía Barón, que lo puede ayudar a reforzar las básicas, un hombre de años hecho en la universidad y campeón con ella, en fin.

Mejía Barón puede serle útil a Lillini si se entiende bien con él, y seguramente lo hará porque Andrés es un tipo inteligente. Si Pumas hubiera apretado un poco antes, quizá, hubiera clasificado en un mejor lugar y no tendría que estar pensando en cómo derrotar al América, equipo que arrasó en las 17 fechas del campeonato.

Pero Santiago Solari sabe perfectamente que la Liguilla es diferente, y seguramente no hubiera querido a Pumas como rival, porque es un equipo que tiene seguidores, prueba de ello fue contra Toluca, donde estuvieron presentes en la Bombonera.

Lo que pasa es que solemos minimizar los que hace Pumas o cualquier otro equipo que no es de la élite, o que lo fue, pero ahora ya no lo es; ¿por qué? Porque en el futbol todo lo hace el dinero, el equipo que compra más está arriba, sino la respuesta está en 'Tuca' Ferretti. Con Tigres tenía los jugadores que quería o que compraba por fuera, y ahora con Bravos no los tiene, por eso no es nada, seguirá siendo buen técnico pero hasta ahí, nunca hará campeón a Juárez.

Pumas ha aparecido, no ha tenido inversión y no tiene como invertir, no puede gastar tan fácilmente más que vendiendo jugadores, y seguramente lo harán al terminar el torneo, ojalá Mejía Barón sea más inteligente que Chucho Ramírez, un auténtico mercenario, y traiga jugadores de más calidad y que se adapten a las características del equipo, que sepan jugar con garra, espíritu y entrega.

Pero este Pumas dará guerra, y mucha, al América.

Solari lo sabe y debe cuidarse, porque Pumas no tiene nada que perder, y sí mucho que ganar.