Los técnicos solo proponen

ESPN Digital

Llegamos a la recta final del campeonato, donde ocho equipos pelearán por el ansidado título, pero ¿qué peso tienen los entrenadores?

Empezó lo bueno del torneo de la Liga MX. Ya tendría que estar acostumbrado que el fútbol, las ideas, la voluntad, las ganas de agradar y la diversión para el espectador comienza en estas instancias, después sigue en la liguilla y culmina con la final.

Guadalajara en su nueva etapa con el Sr Michel, en 8 juegos, nunca sacó una alineación congruente, ni una idea de juego acorde con su pensamiento mediático. De 24 puntos solo ganó 9. Los Pumas con un terrible torneo, con orden, dinámica y agresividad, eliminan al Toluca que quedó en sexto lugar. Monterrey con el mejor plantel, técnico, estadio, directiva y afición, solo hizo 22 miserables puntos, con un fútbol egoísta y nada grato, en esta etapa elimina y borra del terreno al campeón Cruz Azul con una gran demostración de poderío.

Pero regresemos a Chivas: saca un cuadro acorde con su plantel, no inventa funciones ni posiciones, a cada quien lo pone donde aflora su virtud y tapa su defecto. Si a esto le sumamos que todo está inventado en el fútbol, copia la forma en que jugó contra Puebla en la fecha 2, en la cual el equipo tapatío gana 0-2 con 6 jugadores diferentes a los que iniciaron el pasado sábado. Tapa la salida del Puebla y provoca que dividan la pelota desde su portería. Sus defensas estaban muy atentos en ganar el duelo y sus medios en hacerse de la segunda jugada. De esta forma se hicieron del control del juego, con el resultado que faltando cinco minutos, y en respuesta de la última carta de Larcamon, su central Lucas, mete a Briseño para controlar su posible juego aéreo.

La propuesta fue buena, pero el resultado malo: Lucas se anticipa a Briseño, le gana el frente del centro y peina la pelota para el gol del empate. Peor que una cubetada de agua helada para Chivas. Vinieron los penales y el lado psicológico estaba a favor del Puebla, por insistir durante más de 30 minutos del segundo tiempo, por quemar todas sus naves, en cambios muy ofensivos y dejar a los tres centrales solos y teniendo que salir a las bandas para controlar los embates de Vega, Brizuela y el propio Antuna que entró de cambio. Otra propuesta del técnico, como la propuesta del oponente: al poblano le salió y al tapatío no, simplemente porque el ganador así lo intentó durante 17 fechas y el derrotado, en sus 8 juegos de relevo, nunca lo propuso y el juego tiene memoria.

Mi compañero de transmisión Jorge Pietrasanta gritó al final del juego al aire, “Carajo, así da gusto perder ". Espero que la lección se aprenda.

Contra León será un duro juego. Su entrenador, sabiamente se aprovechó de lo bien que jugaban con el pasado D.T Nacho Ambriz; no inventó nada y tomó como base el juego ofensivo que tienen, quizá haciéndolo un poco más vertical.

Puebla no va a cambiar. Tratará de sacar ventaja en la recuperación de la pelota en media cancha, lugar en donde León gesta sus ofensivas y que, por lo mismo, su plantel se amplía en la ocupación de zonas ofensivas. En ese momento es cuando el juego del Puebla y su posible gane tomará relevancia, con sus tres medio campistas cerrados, más sus dos carriles, intentando cortar los circuitos ofensivos y dispuestos a salir en velocidad a zonas desocupadas.

Ninguna sorpresa será, lo han hecho este torneo y el pasado, con planteles distintos, pero con el mismo entendimiento. Otra vez el técnico en turno PROPONE. Después los jugadores están al 100 en esta propuesta.