Tres juegos con 30 posibilidades

ESPN Digital

No creo que el puesto del técnico esté en problemas. Simplemente por individualidades y por tener una idea rancia, pero idea al fin, de lo que tienen que hacer.

Se viene otra fecha FIFA. Con el cálculo que para estos días todo estaría resuelto a favor de México, resulta que el tercer lugar, empatado en puntos con el cuarto, a nadie deja tranquilo, y menos al Señor Martino, que a mi parecer, se cubre de cualquier crítica, por lo menos en la nominación de 30 jugadores; lo que hagan, cómo los acomode, su once inicial y demás dudas deportivas, vendrán después de cada uno de los juegos.

Ahora toca escribir a quien llamó, que para empezar, no falta ninguno y sí sobran al menos sobran siete jugadores, pero al ser nominados, nadie podrá decir por qué no está uno o el otro, siempre tomando en cuenta que Chicharito, Álvarez, Vela, Montes y muchos jóvenes que están en muy buen momento, a lo hora de discutir su no nominación, siempre tendrá como respuesta otro apellido que sí fue convocado.

Empiezo por la portería: sobra uno de los cuatro convocados. El titular para el técnico será Guillermo Ochoa; cuestión de gustos. El juego aéreo y el jugar en su línea no lo favorecen y menos contra rivales que lo saben. Al final jugará.

En la defensa, el técnico juega con 4, dos centrales y dos laterales. Nomino a seis laterales y a cinco centrales. Sobran tres en el pensamiento de tener dos por posición. Pone a Araujo más porque USA no se lo lleve (así pasó con Álvarez del mismo equipo de la MLS) y sorprende con Arteaga con mucho tiempo de no ser nominado y con temas ocultos en su no nominación frecuente. Al final jugará con el L. Rodriguez por derecha y Gallardo por izquierda. En la central de los cinco, Néstor Araujo con Montes o Vázquez iniciarán.

En la media cancha utiliza a tres y llamó a ocho. En esta línea es Álvarez y dos más. Me brinca lo de Diego Lainez porque en Betis no juega, Héctor Herrera juega poco, Andrés Guardado entra los últimos 15 minutos, Gutierrez empieza a despegar, Pineda lleva sin jugar 2 meses. De esa forma, solo quedan Rodriguez y Romo.

Adelante, el sentido común del técnico es con Corona, Jiménez y Lozano. Le quita el sueño Funes Mori y Vega. Antuna y Henry, en 30 nombres pasan, para un once inicial no.

Al final, y calculando lo que puede pasar, sí pone jugadores nuevos que podrían dar ideas nuevas y funcionamiento diferente, pero la realidad es que su 4-3-3 con nombres y apellidos no lo cambiará. Sí es fuerte ese once, el problema es que se volvió predecible y sin ideas, acorde a los 30 nombres citados.

No creo que el puesto del técnico esté en problemas. Simplemente por individualidades y por tener una idea rancia, pero idea al fin, de lo que tienen que hacer en la cancha, saldrán a flote.

No me gusta nada que se tenga todo y que se intente poco. No me gusta que no se vea en cancha el potencial del fútbol mexicano. No me gusta que el técnico no sea mexicano. No me gusta la venta desmesurada del quinto juego mundialista, cuando se tienen 10 o 15 problemas mayores antes que resolver y este quinto partido se tiene que dar por añadidura, y que se deje de vender como si fuese un artículo de black friday.

Entonces, al final, el tema de la Selección Mexicana me da dolor de estómago y cabeza. Nada en contra de los jugadores y sus sueños válidos de tener un Mundial en sus carreras, y sí todo en contra de los que deciden y planean el presente y el futuro del representativo nacional.

Me piden que escriba de este tema, es un trabajo y lo hago, pero ya me empecé a sentir mal con mis tres vacunas a cuestas.