América no pudo contra la contundencia y solidez del campeón Atlas

play
Con goles de Barbosa y Herrera, los 'Zorros' derrotaron a las 'Águilas' en el Estadio Azteca (1:33)

El equipo de Coapa continúa sin conocer la victoria en el Clausura 2022, tras caer en la jornada 3 ante el Atlas 0-2. (1:33)

Te presentamos las razones de la derrota del equipo dirigido por Santiago Solari en la tercera fecha del Clausura 2022

El América sucumbió en el Estadio Azteca en contra del campeón Atlas por marcador de 2-0 partido que significó la segunda victoria para el cuadro visitante en el torneo y el primer descalabro para las Águilas en el Clausura 2022, pero séptimo partido en fila sin victoria.

En ESPN Digital te presentamos las razones de la derrota por marcador de 2-0 del equipo dirigido por Santiago Solari, quien vio el juego desde el palco al cumplir un partido de suspensión.

CAMILO VARGAS EL HÉROE

El cancerbero del Atlas volvió a ser clave para que los rojinegros obtuvieran un buen resultado, pues realizó cuatro atajadas claves que impidieron al rival irse arriba en el marcador y con esto ser el héroe del juego.

FALTA DE CONTUNDENCIA

Si bien Camilo Vargas fue una muralla bajo los tres postes, el equipo dirigido por Santiago Solari no ha sido capaz de mostrar un poderío ofensivo y nuevamente volvieron a sufrir frente a la portería rival. Salvador Reyes mandó dos disparos fuera del campo, mientras que Henry Martín sigue con la pólvora apagada.

EXPULSIÓN DE VIÑAS

Una de las jugadas más polémicas de la noche fue la expulsión del uruguayo Federico Viñas, quien al pelear un balón en el aire al minuto 75 alcanzó a patear a su rival de manera accidental, pero el silbante Marco Antonio Ortiz consideró que la patada fue intencional y decidió mostrar la cartulina roja.

ATLAS Y SU PEGADA

Si bien América no logró abrir el marcador a pesar del dominio mostrado, los rojinegros solo necesitaron de tres ocasiones frente a la portería contraria y con ello hacer dos goles, ambos acompañados de la buena puntería de sus jugadores que pusieron la pelota en ángulos imposibles para Guillermo Ochoa.