Kepa, el arquero que busca el Madrid, ya es internacional

MADRID -- El arquero que busca el Real Madrid ya es internacional en toda regla. Kepa Arrizabalaga se estrenó con la selección mayor en el amistoso entre España y Costa Rica que se saldó con una victoria por 5-0 para los locales. El arquero de 23 años ha sido el séptimo ‘debut’ bajo las órdenes de Julen Lopetegui; el primero bajo los palos.

La estabilidad de España, especialmente en la puerta, no había dado pie al entrenador para probar alternativas al titular, David De Gea, más allá de dar una oportunidad a Pepe Reina en el amistoso frente a Inglaterra. Pero con solo cuatro pruebas para acabar de conjuntar a su equipo antes de entregar la lista definitiva del grupo que acudirá al Mundial de Rusia 2018, el encuentro disputado este sábado en Málaga se presentaba como la oportunidad idónea para ver en acción al jugador que se ha establecido como tercer portero desde hace casi un año.

“Llevaba cinco partidos sin tener oportunidad y hemos decidido que hoy era un buen momento. Ha estado bien; tranquilo. Ha hecho una parada al final. Fue un buen juego”, señaló Julen Lopetegui en la zona mixta de La Rosaleda tras el encuentro.

Pese a la difícil situación de su equipo, que en su primera campaña sin Ernesto Valverde al frente se asoma peligrosamente a la zona de descenso con solo 11 puntos, Kepa se ha mantenido como fijo en los llamados de Lopetegui desde marzo, cuando recibió su primer convocatoria debido a una lesión de Pepe Reina.

El de este sábado no fue precisamente el partido donde el vasco pudiera lucir todas sus cualidades. Costa Rica no exigió a España, y por ende, al portero. Apenas se le vio en el último minuto con un despeje para evitar el tanto del honor de los ticos.

Pero ha sido suficiente para que el arquero de 23 años se afiance en el grupo, y con ello, reforzar su ‘status’ como jugador de gran proyección. Y también la ventaja en la negociación para su renovación con su club después de que varios grandes de Europa mostraran interés en él.

El contrato del joven de 23 años con el Athletic de Bilbao expira el próximo 30 de junio de 2018, lo que significa que en menos de dos meses estará en libertad para negociar con cualquier otro equipo.

Según ha reconocido el presidente de la institución Josu Urrutia, las negociaciones se han estancado, aunque de ninguna manera se han roto. De acuerdo con la prensa vasca, la directiva habría accedido a rebajar su cláusula de rescisión a 75 millones de euros (rondaba los 100), pero no le ha llegado al sueldo. Según ha trascendido desde Bilbao, la directiva empieza a exasperarse por lo que considera influencias de sus representantes (Bahía Internacional) y ha empezado a presionar al jugador.

“El Athletic está poniendo todo de su parte para que siga”, señaló Urrutia en su última comparecencia en rueda de prensa, a finales de octubre.

“Estoy negociando con Kepa, y si hay una negociación no será para perder el tiempo sino para que se quede… El jugador tiene que poner de su parte, no solo el club”, agregó el directivo.

La más que probable salida de Kepa preocupa en Bilbao, tanto a directiva como afición. Se teme, además, que la negociación se endurezca y acabe saliendo por la puerta de atrás, como ha sucedido en los casos de jugadores en su momento emblemáticos como Fernando Llorente o Javi Martínez.

“No me pone nervioso (los rumores). Escuchas, y sabes lo que pasa. Pero es por lo que hago, no por lo que hice. Trato de mantener mi cabeza tranquila y concentrarme en jugar”, señaló tras el encuentro de la selección.

Según la SER, el Real Madrid estaría dispuesto a dar una compensación de hasta 20 millones de euros al Athletic de Bilbao, el doble de lo que ha costado Keylor Navas en 2014 – una inversión que, desde luego, no pasaría como anecdótica.

El estilo de Kepa gusta en el Real Madrid y aún más su status de posible ‘sucesor’ de David De Gea, el arquero de España, a quien Florentino Pérez ya intentó fichar en 2015 en una operación que le estalló en las manos (y que nadie en la casa blanca quisiera ver repetirse con el vasco).

La situación en la portería del Real Madrid no es crítica, pero hace años que la directiva busca un cambio pues no termina de confiar en Keylor Navas – algo que quedó en evidencia con ese intento fallido de fichar al arquero del Manchester United.

En tanto, el segundo portero Kiko Casilla, carece del cartel que busca Florentino Pérez en el arquero, una posición que necesita ser ocupada por un arquero internacional (de preferencia titular); mientras el último año ha sido un calvario para el que ha sido elegido como tercer portero, Luca Zidane, recientemente operado por un problema en el hombro que arrastraba desde mediados de la campaña anterior. Uno de ellos debe salir, si es que el Real Madrid logra convencer a Kepa.

Mientras todo eso sucede, el arquero vasco disfruta su momento y mira hacia el Mundial.

“Era la novena convocatoria y siempre que vienes tienes el gusanillo a ver si se da (el debut); hoy se ha dado y estoy feliz.

Yo estoy contento, disfrutando el momento. Soy jugador del Athletic y la selección poco más que decir. Sigo estando tranquilo; estoy jugando, este es un estadio y una fecha que recordaré para siempre”, dijo Kepa.