España fue un equipo "blando" ante la selección de Croacia

El equipo de Luis Enrique sólo hizo seis disparos a la portería de Croacia en todo el partido. EFE

España volvió a ser un equipo blando, errático en defensa e impreciso en ataque.

Lo ha pagado con su segunda derrota en la Liga de las Naciones de la UEFA, otro marcador por 3-2, esta vez ante Croacia, y se ha quedado con un pie fuera de la fase final.

El equipo español acabó abatido anímicamente tras recibir un gol en el último minuto, pero fue el cúmulo de errores cometidos durante 90 minutos lo que sentenció el partido.

“La verdad creo que el equipo ha encajado cuando mejor estaba y eso te hace venirte abajo anímicamente. Tuvimos ocasiones para ponernos por delante, pero cometimos errores en las marcas y hemos sido un poco blandos, tanto adelante como atrás”, reconoció Dani Ceballos en declaraciones a la televisión española tras el encuentro.

El mediocampista del Real Madrid se estrenó como goleador al poner el 1-1 parcial después de una fantástica combinación con Isco y Iago Aspas, dos minutos después de que Andrej Kramaric dejara helado al banquillo español al marcar el 1-0.

El tanto local se veía venir desde el primer tiempo, que sólo el poste salvó a España.

Los hombres de Luis Enrique volvieron a exhibir las carencias defensivas que le costaron la derrota por 2-3 ante Inglaterra un mes atrás: la debilidad por las bandas para defender el contragolpe rival, la desorganización, la permisividad en la zona de contención en la media donde Busquets, un tanto aislado, ha quedado desbordado.

Luego están esos “errores en la marca” que les costaron dos goles. En ambos Tin Jedvja pudo rematar a placer al haberse quedado solo.

Tras el encuentro, Sergio Busquets reconoció que el equipo de Luis Enrique ha tenido “desajustes ahí (en la marca) y es verdad que lo tenemos que corregir”.

Pero esos desajustes han costado ya seis puntos en un torneo de importancia. Llegar a la final four, y ganarla, supone la oportunidad de evitar la fase de clasificación a la Eurocopa 2020.

El equipo de Luis Enrique se quedó con la sensación de “merecer más”, según Ceballos, después de haber controlado el partido la mayor parte del tiempo y ganar en la posesión (67 por ciento), pero a la debilidad defensiva y las excesivas pérdidas de balón en la media (hasta ocho), se ha sumado la falta de eficacia adelante. España registró apenas seis disparos a puerta en todo el partido.

“Hemos tenido muchísimas ocasiones en la segunda parte; creo que merecíamos más e irnos por delante, y ahora hay que esperar al empate. Ya no dependemos de nosotros mismos”, lamentó ante las cámaras de televisión española Sergio Busquets, quien a pesar de la evidente debilidad defensiva de su equipo, considera a España “la mejor selección del grupo” y que han sido los “errores puntuales” los que la han condenado.

España fue mejor. Hace dos meses, cuando tomó el liderato con dos victorias; el 1-2 con que Luis Enrique se estrenó como seleccionador ante Inglaterra y la histórica goleada por 6-0 sobre Croacia.

Pero el equipo al que enfrentaron en Zagreb no se parece en nada al que visitó Elche, donde pagó el cansancio tras disputar la final de la Copa del Mundo en julio pasado. Los croatas han recuperado el aliento, lo mismo que Inglaterra, que tuvo con tres latigazos para aniquilar a España.

La Roja, en cambio, empieza a desinflarse y generar cada vez más dudas. Rodrigo, titular con Luis Enrique, no ha marcado desde la goleada a Croacia. Ni con la selección ni con el Valencia. Isco, que viene de recuperarse de una operación por apendicitis aún no está en su mejor forma y sólo alcanza a dar 45 minutos buenos. Suficiente para generar hasta tres oportunidades de gol (más que cualquier jugador español), pero no para hacer la diferencia.

Hubo que caer ante Inglaterra para que Luis Enrique se convenciera de firmar la ‘paz’ con Jordi Alba y sacarlo de la congeladora, pero aún no encuentra una pareja de garantías para Ramos, o un emplazo de confianza para Dani Carvajal en la banda derecha pues Sergi Roberto, su elección para este jueves a pesar de tener a César Azpilicueta en el plantel, ha dejado mucho que desear.