México tiene una pesadilla Albiceleste

Getty Images

Del gol a de Maxi Rodríguez en Alemania 2006 a los tres tantos de Lautaro Martínez en el Alamodome de San Antonio, Texas, pasando por la serie de penales en la Copa Confederaciones 2005 o el error de Ricardo Osorio en Sudáfrica 2010, la Albiceleste se ha convertido en ese escalón imposible de superar para el Tricolor.

“Era una buena oportunidad para demostrar nuestro crecimiento”, dijo Gerardo Martino, tras perder su invicto de 11 partidos y caer goleado por 4-0 contra la Albiceleste. Es la misma cantaleta que rezaron técnicos como Ricardo Antonio La Volpe, Hugo Sánchez, Javier Aguirre y ahora el 'Tata', todos rendidos ante el representativo de Argentina.

La Albiceleste ha cerrado la posibilidad de que México cruce o se una al grupo de las selecciones de “primer nivel”, como las define Gerardo Martino, durante los últimos 15 años. En 2005, en las semifinales la Copa Confederaciones cayó en la ronda de penales el Tricolor ante Argentina; en el Mundial de 2006 y 2010 la selección sudamericana evitó que los mexicanos pudieran jugar el quinto partido; en la Copa América de 2007 los blanquiazules despidieron a los dirigidos por Hugo Sánchez en semifinales y ahora le arrebataron un invicto de 11 partidos al 'Tata' Martino.

Argentina es el rival que siempre frustra a México y lo ha hecho de todas las formas posibles: por diferencia de un gol, en tiempos extra, en penales, por goleada... El Tricolor tiene una pesadilla y es Albiceleste.