Jordi Cruyff: "Me siento muy entusiasmado con este nuevo reto"

El hispano-holandés Jordi Cruyff fue anunciado como nuevo entrenador de la Selección de Ecuador por un período de tres años, en el marco de un proyecto integral de renovación de la Federación Ecuatoriana de Fútbol (FEF).

El nombramiento de Cruyff, de 45 años, fue anunciado en un acto por todo lo alto en la noche del lunes en la Casa de la Selección en Quito, en la que participaron dirigentes del fútbol local, jugadores, y el presidente de Ecuador, Lenín Moreno.

Cruyff, hijo del mítico jugador barcelonista Johan Cruyff, manifestó su satisfacción de asumir la parte que le corresponde en este megaproyecto y sumarse a la Tri en sus aspiraciones en la Copa América 2020 y por alcanzar el Mundial de Qatar 2022.

"Me siento muy entusiasmado con este nuevo reto y agradezco a la FEF, en especial a su presidente, a su directiva y a su director deportivo, Antonio Cordón, la confianza depositada en mí y en mi cuerpo técnico para dirigir a La Tri", manifestó el nuevo entrenador.

El flamante director técnico, cuyo nombre se barajaba desde hace algunas semanas, debutará al frente de la absoluta ecuatoriana el 26 de marzo, en un partido ante Argentina por las Eliminatorias para el próximo Mundial.

"Nuestro objetivo es mejorar, ayudar. Es trabajo de todos juntos, porque juntos somos más fuertes y, de nuestra parte, se van a encontrar con una plena dedicación para que la afición esté orgullosa de su selección", declaró.

Cruyff, que entrenará por primera vez a una selección nacional, se ha convertido en ese sentido en la gran apuesta de Ecuador por la renovación interna, tras el fracaso en las eliminatorias al Mundial de Rusia, que le costó el puesto al entrenador argentino-boliviano Gustavo Quinteros.

Y la indisciplina y los pobres marcadores en la pasada Copa América que marcaron la gestión del también destituido Hernán Darío Gómez, de nacionalidad colombiana.

Para el puesto de entrenador nacional, vacante desde agosto pasado, se habían barajado los nombres del alemán Jürgen Klinsmann, el argentino José Pekerman, los españoles Fernando Hierro y Robert Moreno y el chileno Manuel Pellegrini, entre otros.

Pero fue finalmente la recomendación del nuevo director deportivo, el también español Cordón, la que decantó la balanza del lado de Cruyff.

En ese sentido, la selección ecuatoriana vuelve a unir a los dos españoles en el trabajo diario, después de que ambos trabajaran en equipo en el Chongqing Dangdai Lifan, con Cruyff como técnico del conjunto chino y Cordón como dirigente del grupo empresarial Hope que controla el Chongqing, el Granada CF de España y el Tondela de Portugal.

Cruyff asume las riendas del combinado ecuatoriano después de dar por concluida su etapa en el Chongqing Dangdai Lifan el pasado mes de diciembre, donde completó dos exitosas temporadas desde su llegada en agosto de 2018, superando con creces el objetivo de la salvación con un modesto plantel en contraste con equipos chinos que cuentan con estrellas europeas en sus filas.

Antes de llegar a China, cumplió un exitoso ciclo de seis años en el Maccabi de Tel Aviv.

Los cinco primeros estuvo al frente de la dirección deportiva del equipo, y el último se sentó en el banco como entrenador, si bien previamente tuvo que compaginar los dos roles, director deportivo y técnico, momentáneamente.

Durante su etapa en Israel convirtió al club en todo un referente de buen juego y se alzó con tres campeonatos de Liga, una Copa y dos Copas de la Liga. Además, participó en tres ediciones de la Europa League y en una de la Champions League.