El Mono Burgos, su admiración por Bielsa y sus sueños puestos en River y en la Selección

El exarquero Germán 'El Mono' Burgos conversó en exclusiva con el programa Super Deportivo Radio y compartió sus ilusiones como director técnico. Después de haber acompañado a Diego Simeone en Atlético de Madrid, exasistente del Cholo se lanzó como entrenador principal y admitió que sueña con comandar River y la Selección Argentina.

El exarquero tuvo un extensa charla con el show radial y se animó a autodefinirse: "Yo siempre digo lo mismo. Yo soy un tipo de fútbol, de trabajo. En mi vida trate de equilibrar todo. Equilibrar para establecer lazos, eso es lo importante en la vida y en el fútbol. No le tengo miedo a nada. Yo siempre fui un luchador. Superar un cáncer me dejó muchos aprendizajes. Siempre hay que darle una esperanza a la gente".

Y confesó: "Lo que más me gusta del Mono Burgos es lo que la gente no sabe de mí (...) Soy un hombre de fútbol. Trato de transmitir lo que yo siento, lo que he sentido como jugador. Lo que me han enseñado Bielsa, Griguol, Gallego y Luis Aragonés. Ellos fueron pilares que uno se basa para transmitirle a quienes serán mis dirigidos. Yo soy entrenador desde los 19 años. Me llamaron de una escuela de fútbol de México. En esa época Cancelarich había vuelto a ser titular, porque se recuperó de la lesión y yo le pregunté a Griguol que pensaba de esa posibilidad que se me había presentado y el me dijo 'Enséñales lo que sabes' y dirigí dos categorías con pibes de 9 a 11 años y 11 a 13 años. Estuve dos años ahí. Es eso lo que busco, yo cuando era jugador ya era entrenador dentro de la cancha".

Retomando su admiración por "El Loco", el periodista se animó a preguntarle con qué prócer argentino lo compararía y Burgos no vaciló: "Con San Martín, no tengo dudas. Tuvo que irse afuera del País para ser reconocido. Hay muchas similitudes. En sus inicios tuvo muchos problemas, pero después demostró que su trabajo valía. Hoy es reconocido a nivel mundial. Además, es un creador de entrenadores, empezando por el 'Tata' Martino. Bielsa es la universidad de entrenador. Las de Bielsa son genialidades más que locuras. Hoy nosotros estamos trabajando ejercicios que hacíamos con él en el 2000".

En la misma línea, lo invitaron a rememorar alguna anécdota con Bielsa: "Me acuerdo un día que estábamos practicando tiros libres. Estaban Verón, Batistuta, Gallardo y Aimar. Nosotros poníamos la barrera de hierro. Ellos pateaban y la metían. No me daban tiempo para moverme. Corríamos la barrera y seguían haciéndome goles. Yo le decía "Buena, muchachos", eran todos goles. De repente, se me aparece Bielsa y me dice: escuche Germán, porque no intenta hacer algo mas que agrandarle el ego a sus compañeros, je. ¡Tenía razón! que quería que le conteste. Claro, yo les decía ¡Buena Bati! ¡Grande Bruja! ja ja. Esa respuesta fue una genialidad, te deja sin palabras".

Además, Bielsa comentó qué fue lo que pasó después de la eliminación en el Mundial 2002, en la que al Mono no le tocó jugar. "Después de la eliminación paso algo raro en ese vestuario. Marcelo (Bielsa) cuando termina una competencia sea en clubes o en selecciones hace una reunión final en el vestuario. Bielsa siempre busca realizar un tercer tiempo, como en el rugby, pero sin la gaseosa y comida. Justamente, después del partido con Suecia, intentó hacer ese encuentro con los jugadores, pero no pudo, quiso hablar y se largó a llorar. Yo me levanté, fui a abrazarlo a él y al profe Bonini y me fui. Ya esta, después la reunión no se hizo estábamos todos tan tristes, que era imposible. A mí me salió abrazarlo, porque uno reconoce su honestidad".

En su incipiente carrera como entrenador, el mundo del fútbol comenzó a vincular a Burgos con el banco de River y, al respecto, comentó: "Mi primer sueño es entrenador en España. Tiene que ser acá, porque tengo el crédito ganado para iniciarme. En mí esta la idea de pasar por River, porque simplemente es mi casa. Ahora está un amigo como Gallardo, también Francescolli. La historias del fútbol son largas y estoy seguro que un día va a ocurrir, porque es mi sueño. Justamente, es eso lo que le digo a los jóvenes no dejen de perseguir sus sueños. Yo soy un perseguidor de sueños y River es uno de mis sueños como la Selección Argentina".

De paso, el Mono deslizó un elogio para el Muñeco: "Gallardo es un motivador, es un entrenador extraordinario. Volcó en la historia de River, lo llevó a lo mas alto del mundo y lo va a seguir haciendo".