Stefan Medina repasó las lecciones que le dejó el partido contra Uruguay en 2013

El defensor Stefan Medina dice que creció como jugador después de la derrota 2-0 de la Selección Colombia ante Uruguay en Montevideo por la Eliminatoria al Mundial 2014. Es alternativa para jugar este jueves 7 de octubre.

El pasado ya no atormenta. Por el contrario, valora la experiencia de ese partido dirigido por José Pékerman en el que la pasó mal frente a los atacantes uruguayos. Un sector de la afición lo señaló como único responsable.

Nueve años después volverá a esa ciudad mucho más maduro para afrontar un nuevo desafío ante uno de los rivales directos en esta Eliminatoria. “Cada partido es especial, estar en cada convocatoria es importante, después de esa experiencia crecí como jugador y como persona. Llego en otro momento diferente y con la mentalidad de asumir este reto de la mejor manera si me toca”, explicó el lateral derecho.

Uruguay suma dos puntos más que Colombia en estas Eliminatorias. Invicto frente a los nuestros desde 1973, nunca abandona sus raíces. Para Stefan eso aumentará la intensidad del partido. “Es una selección que entiende su manera y respeta su estilo. A eso se aferra, los conocemos, será una lucha intensa por el resultado. Esta vez será diferente porque en Copa América no hubo gente, ellos de local se hace fuertes en los duelos, la gente los impulsa en esos pequeños detalles. Será especial por lo que significa por jugar ante esa selección, estamos motivados por seguir creciendo como selección y como equipo”, añadió.

Edinson Cavani está de vuelta para la Eliminatoria. Un factor más de riesgo para el choque de este jueves en la capital uruguaya. “Junto con Suárez son jugadores de élite. Compiten al máximo nivel y eso hace interesante cada situación de juego. Debemos tener fortaleza mental para afrontar este partido. Los volantes tienen técnica, hacen circular la pelota, debemos ser sólidos”, explicó.

Aunque hay 12 jugadores con amarilla, Medina dice que es una situación sobre la que es difícil tener control pues la atención se concentra en el presente. “No es un tema que se toque demasiado, es complicado, en la cancha es difícil pensar en el partido siguiente, se piensa lo que pasa en el momento. Esperemos que los que jueguen entreguen todo por el equipo”, finalizó.