Balance: Colombia está en zona directa al Mundial aunque sin gol y su defensa y arquero figuras

EFE

La derrota de Uruguay ante Brasil dejó a la Selección Colombia cuarta en Eliminatorias Sudamericanas con 16 puntos. Un premio pese a que sigue sin marcar gol, tiene fútbol liviano y sus mejores jugadores son David Ospina, Carlos Cuesta y Yerry Mina.

Entró en los puestos directos de clasificación al Mundial 2022 más por una combinación de resultados en esta triple jornada que por mérito propio. Tres empates 0-0 consecutivos mantienen un invicto que termina desnudo en una revisión del juego del equipo en el 4-4-2. Los puntos en contra son evidentes: sufre por hacer goles, tampoco hay generación de fútbol y las figuras son su arquero junto con los defensores.

Arco cerrado

Reinaldo Rueda insistió con dos delanteros en esta fecha con nombres y combinaciones distintos. Falcao, Duván Zapata, Roger Martínez y Rafael Borré tuvieron minutos desde el inicio o desde el banco.

Su función está desnaturalizada porque hace falta alguien para acercarles la pelota. Resignan influencia cerca del área y contaminan su prestigio en funciones ingratas e invisibles. Les pasó a todos, solitarios contra sus marcadores. Esa marginación desmotiva y puede afectar la confianza para resolver. Duván fue el que tuvo opciones más claras. Falló ante Uruguay y Ecuador.

Sin fútbol

En estos tres partidos, Colombia regaló 45 minutos en actitud ofensiva. Justificable contra Uruguay en Montevideo, pero no tanto como local ante los brasileños y ecuatorianos.

En el último 0-0 el DT convenció con la nómina titular: laterales con salida para apoyar a Juan Fernando Quintero y Luis Díaz, Matheus de respaldo por el interior y dos delanteros. Los bajos niveles impidieron la ejecución que se esperaba. Mojica estuvo flojo, JuanFer reclamaba movilidad en un mediocampo denso y Díaz falló en definición.

Rueda demoró en ofrecer cosas nuevas. Cambió a los delanteros. La Selección no lo sintió pues Roger Martínez ni se sintió y el partido reclamaba más las soluciones que mostró Luis Sinisterra como extremo ante Brasil.

Lo de Quintero también debe revisarse. El desequilibrio con perfil cambiado estuvo ausente. Le costó cuando se corrió al centro y su pegada en los tiros de esquina fue insuficiente.

Reinaldo fue poco autocrítico tras el empate ante Ecuador

"Generación ha habido en todos los partidos. Son partidos competidos. Creamos situaciones de gol. En unas la falta de precisión y en otras la virtud del rival nos impidió finalizar. Colombia siempre ha hecho una propuesta, teniendo hombres en campo rival, buscando sacar el partido adelante hasta el último minuto".

Si la figura es el portero…

David Ospina sostuvo dos de estos empates con atajadas determinantes contra Uruguay y Brasil. Tiene buen respaldo de sus centrales, pero Colombia a veces espera muy atrás o descuida los costados.

Yerry Mina y Carlos Cuesta también trabajaron extra para salvar puntos. Su rendimiento contra atacantes top como Neymar, Luis Suárez y Edinson Cavani fue impecable. Sobrados en personalidad, entrega de la pelota y coberturas a los laterales en momentos de emergencia.

Wilmar Barrios es otro de los rendidores. Corrige fallos de los demás, raspa, va con todo y por momentos intenta dar salida. Por momentos no encentra eco.

La tabla es generosa, por ahora

Colombia está cuarta. Los resultados de otros partidos ayudaron, pero se acercó Chile con la misma diferencia de gol. El próximo partido es frente al líder Brasil en Sao Paulo en donde no basta con una buena noche de Ospina. Hay que salir del fútbol liviano que la condenó a tres puntos de nueve posibles.