Cambio de aire y de timón: así quedó la nueva estructura de la selección uruguaya

La Asociación Uruguaya de Fútbol borró de un plumazo la estructura técnica que tenía armada Oscar Washington Tabárez en la selección. El cambio de timón y de aire, además del cuerpo técnico de la mayor, incluyó a los entrenadores de juveniles. Y además, se sumará la figura de un director deportivo, cargo que concentraba el Maestro.

A nivel técnico los únicos sobrevivientes del proceso Tabárez son el entrenador de goleros Carlos Nicola y el técnico de la selección Sub 17 Diego Demarco. Nicola estaba trabajando en las selecciones juveniles y ahora pasó a la mayor al quedar vacante el puesto con la salida de Celso Otero. Al tiempo que Demarco, que era el entrenador de la selección Sub 17, quedó momentáneamente al servicio del combinado pese a que terminó su contrato con la AUF.

“Debido a que el selectivo de jugadores jóvenes que Diego Alonso estaba solicitando para iniciar las prácticas incluye jugadores de Sub 17 y Sub 20 se consideró que Demarco era la persona más indicada para asesorar en el tema. Por ese motivo se queda”, reveló el neutral Jorge Casales a ESPN.

Esto no quiere decir que el citado profesional permanezca en el cargo, ya que su continuidad dependerá del pensamiento del futuro director deportivo. Justamente ese es un nuevo cargo que proyecta incorporar la AUF. El director deportivo (o secretario técnico), tendrá injerencia directa en la designación de los futuros conductores de las selecciones juveniles.

“Se va a instaurar la figura del director deportivo y a partir de ahí se delineará una política de selecciones juveniles. Con ese delineamiento se nombrará a los técnicos de juveniles adecuados para ese plan. Esto no quiere decir que los técnicos que terminaron sus contratos (Gustavo Ferreyra, Diego Demarco y Alejandro Garay) estén descartados. No se rescindieron sus contratos, sino que finalizaron sus contratos”, expresó el dirigente a ESPN.

El neutral Casales confirmó que el gerente deportivo, Eduardo Belza, permanece en su cargo ya que tiene contrato vigente hasta el final de las Eliminatorias y se extiende para el caso que Uruguay clasifique al Mundial.

ÁREA MÉDICA Y DE PRENSA

En cuanto al área médica, Casales expresó que el doctor Alberto Pan seguirá siendo el jefe de la sanidad de la selección. Asimismo, las evaluaciones seguirán a cargo del doctor Edgardo Barbosa que tiene contrato hasta la finalización de las Eliminatorias o el Mundial, de acuerdo a lo confirmado por el propio profesional a ESPN.

El cuerpo técnico de Diego Alonso sumó a Guillerme Rodrigues que vendría a ser un segundo o tercer preparador físico y es especialista en recuperación ya que es fisioterapeuta.

Justamente el fisioterapeuta Alfredo Montes y el kinesiólogo Richard López permanecerán trabajando en sus cargos. “Factiblemente sumemos algún fisioterapeuta más”, expresó Casales.

En la utilería de la celeste no habrá cambios y seguirá Edgardo Di Mayo junto a sus colaboradores.

En el área de cocina permanecerá el chef Aldo Cauteruccio.

En la selección mayor no había psicólogo pero sí en juveniles. Ese tema se replanteará cuando se designe al director deportivo.

Al tiempo que en los aspectos referidos a los medios se dividieron las áreas: por un lado prensa y por otro comunicación. Matías Faral seguirá siendo el secretario de prensa y por otro lado, en lo referido a contenidos y difusión, trabajarán Matías Roselló, Diego Covucci y Felipe Cotelo, bajo la supervisión de Marcos Méndez.