Para Martino, 'nada personal', un tercer juego clave ante EE.UU.

play
Ymay: Héctor Moreno ya no es duda, no llega al juego ante USA, Lo intentó (3:37)

Mauricio Ymay, desde Ohio habló del posible 11 de la Selección Mexicana ante Estados Unidos. (3:37)

LOS ÁNGELES -- Sólo un entrenador de la Selección Mexicana ha perdido dos partidos oficiales y en dos finales (Liga de las Naciones y Copa Oro) contra Estados Unidos: Gerardo Martino. Enrique Meza cayó dos veces en su proceso, pero uno de esos juegos fue amistoso, y el otro en el infierno gélido de Columbus. El resto, quedaron marcados, casi condenados, tras reveses ante EE.UU.

Sin embargo, esta tercera cita del viernes en el TQL Stadium de Cincinnati, dentro del Octagonal Final de la Concacaf, no convierte el desafío en algo personal, para el entrenador del Tri. Clarifica: es su trabajo, no su persona.

“No me tomo las cosas en forma personal. Mi función es conducir un equipo y yo por lo que tengo que velar, es por el bienestar de los jugadores y del equipo, y tomar buenas decisiones. Cuando uno lo toma de manera personal, corre peligro de no tomar buenas decisiones”, dijo Martino.

“Éste es un partido muy importante, con un rival clásico. Reconocemos la importancia que tiene en la eliminatoria, pero de ninguna manera lo voy a tomar de manera personal. Sigo siendo el entrenador de México, nada más”, añadió Martino en videoconferencia de prensa que arrancó con una hora de retraso.

Aún con ese escenario de dos finales perdidas, en una sede concebida para que México juegue sin afición en la tribuna, más las bajas de algunos jugadores, el técnico del Tri rechaza el garlito hipotético de firmar un empate para este viernes por la noche.

“Durante tres años he estado escuchando que México tiene que salir a buscar el quinto partido en un Mundial como objetivo, imagínate cómo es de contrapuesto ese objetivo respecto a salir a buscar un empate en una eliminatoria, más allá del rival que sea y del resultado”, respondió.

Gerardo Martino sacó conclusiones en esas derrotas en finales regionales ante Estados Unidos. El diagnóstico no es nuevo, es una calamidad recurrente para el Tri: “Las jugadas a balón parado, fue así como Estados Unidos nos hizo daño”.

Martino entrega en el acta de defunción de esos juegos ante Estados Unidos las mismas explicaciones que anteriores entrenadores en anteriores autopsias. Explica que “analizamos cada uno de los dos partidos, cómo hemos jugado, y lo que hubiéramos logrado con un poco más de efectividad, con un poco más de concentración en eso en la pelota parada”.

Por otra parte, aseguró que en la intimidad del Tri ha tenido acercamientos con los jugadores en los que ha notado baja de juego en sus equipos, desde la anterior concentración, específicamente los casos de Jesús 'Tecatito' Corona, quien ha perdido el puesto de titular en el Porto, y un inconsistente Sebastián Córdova, para preocupación del América, aunque descarta de ese escenario a Luis Romo, de Cruz Azul.

“Puntualmente, con Jesús, con Sebastián también, hemos hablado en esta concentración. No tanto con Luis, quien viene jugando habitualmente con Cruz Azul, después podemos ver la declinación en su juego, pero, sí, siempre estamos cerca de los futbolistas, especialmente de aquellos que por un motivo u otro, no tienen un buen pasaje en sus equipos”.

Habiendo vivido desde la tribuna manifestaciones intensas, indeclinables, en todo sentido, con las aficiones del Barcelona, Newell’s Old Boys, o las de las selecciones de Argentina y Paraguay, Martino no considera que deba clasificarse como sabotaje, consciente o inconsciente, por parte de la afición mexicana, a través de #ElGrito que le sigue costando multas y partidos de veto al Tri.

“No hay que involucrar a toda la gente. Nosotros sentimos mucho apoyo del simpatizante mexicano. Lo hemos sentido desde siempre, en cualquier lugar que nos ha tocado jugar. A veces no son las acciones que necesitamos, o que nos perjudican y ponen en riesgo nuestra localía, sobre todo, con la importancia que tiene mientras estamos jugando la eliminatoria”, comentó.

La Selección Mexicana hizo este jueves por la noche el reconocimiento de la cancha del Estadio TQL, cuyo boletaje quedó agotado desde hace días, casi la totalidad quedó en manos de seguidores del FC Cincinnati, aunque algunos seguidores mexicanos de Ohio, Kentucky e Indiana lograron hacerse de unos cuantos boletos, a precios estratosféricos.