El Standard sabía que Ochoa no iba a presentarse

Alexandre Grosjean, CEO del club, había calificado al portero como “poco profesional”. AP

Michel Preud'homme, entrenador del Standard de Lieja, y Bruno Venanzi, presidente del club belga, sabían desde hacía días que Guillermo Ochoa Magaña no iba a presentarse a la sesión de entrenamiento de ayer por motivos burocráticos, según pudo saber ESPN FC.

El portero mexicano advirtió al técnico y al mandamás del club sus intenciones hace ya unos días, debido a una gestión particular que debería retenerle unas jornadas más en España, donde pasó sus días de descanso el meta internacional tras conquistar con México la Copa de Oro.

Fuentes muy cercanas al futbolista confirmaron este extremo, por lo que las declaraciones de Alexandre Grosjean, CEO del club, en las que tachaba de “poco profesional” a Ochoa quedan completamente fuera de contexto.

Tal y como explicó ESPN FC el pasado mes de mayo (El Standard de Lieja bloquea la salida de Guillermo Ochoa), el Standard de Lieja quiso renovar de manera unilateral el contrato a Ochoa, aunque el acuerdo no se cerró por el momento.

Los belgas podían ampliar el contrato de Memo que acababa el pasado 30 de junio. Para ello, debían comunicar al jugador antes del 31 de marzo que le mejoraban la ficha y de forma automática el acuerdo pasaba a tener un año más de vigencia. El Standard ejecutó fuera de plazo la cláusula y las dos partes siguen negociando ese tema, aunque sin un resultado definitivo hasta el momento.

Ochoa, mejor portero de la Copa de Oro, espera poder resolver los trámites en pocos días para reincorporarse a los entrenamientos con su club, el Standard, que saben que tienen con él una garantía entre los palos y no la quieren perder.