Standard y Guillermo Ochoa: La ruptura

A Guillermo Ochoa le quedaba un año de contrato con el Standard, por eso se presentó a la pretemporada del club de cara a una nueva temporada aunque no participó en el arranque de la Jupiler Pro League con el argumento de que estaba lesionado, sumado a que estaba en busca de un nuevo destino, ahí apareció el América.

La relación entre el Standard y Paco Memo, que ayudó a su salida, no terminó de la mejor manera la campaña anterior. Ochoa recibió la distinción como el Jugador de la Temporada 2018-19 dentro de la institución belga, pero para sorpresa de los seguidores, al término del clásico contra el Brujas (que ganaron 2-0 y que dio el pase a la fase eliminatoria de la Europa League) declaró que se iría del club.

"Todavía hay un juego por jugar y tienes que mantenerte concentrado. Pero creo que es lo último, espero, no sin un poco de tristeza. Ya lo hemos hablado con el club, todavía hay cosas que arreglar, pero creo que es hora de irse... Estoy triste porque me gusta este club y he dado todo por él, pero en una carrera profesional siempre intentas evolucionar en los mejores equipos y descubrir cosas nuevas", dijo a las cámaras de la liga.

Por su parte, el Standard intentó quedarse con él al ofrecerle un contrato multianual, situación que no fructificó, ya que desde el verano pasado la relación se había roto.

"Queremos ofrecerle un contrato a largo plazo. Eso ya se ha discutido con Memo. Creemos que puede darle estabilidad a este equipo, que encaja con el futbol que queremos jugar. Por el momento, sin embargo, no hay nada en orden. Así que también mantenemos otras puertas abiertas por si se va", dijo Michel Preud'homme, director técnico del Standard Lieja, a Het Laatste Nieuws.

Según el portal hln.be, Ochoa no quedó contento desde el mercado de fichajes pasado cuando el club ignoró la oferta presentada por el Napoli. Jugar en un equipo grande era el sueño del mexicano y su directiva, en parte, le truncó su meta.

"La actitud rígida de la gente de Liega, en particular, causó malentendidos con el portero. Hasta el día de hoy se niega a estrechar la mano de algunos de los miembros de la directiva", se puede leer en el citado medio.

También las declaraciones, en su momento de Michel Preud'homme, no fueron las mejores para el beneficio de Guillermo Ochoa, ya que se atrevió a decir que era una broma que el club italiano quisiera a préstamo al internacional por México.

"Es una broma que prestemos a nuestro portero internacional a un club italiano. Hay contratos y cláusulas y nos adherimos a eso. Si el club no quiere pagar la tarifa de transferencia solicitada, es posible que desee preguntarse cuáles son sus verdaderas intenciones".

Meses después, el final de la historia terminó con el colombiano David Ospina en la portería del Napoli y con Guillermo Ochoa en el América, eso sí con el mejor sueldo de la liga mexicana, según reportes.