Cinco extranjeros que tuvieron éxito en Brasil, después de un paso frustrado en otros países

Rincón, Petkovic, Gamarra, D'Alessandro y Kannemann: no brillaron en el extranjero, pero en Brasil sí... Gazeta Press

La historia de los jugadores extranjeros exitosos en Brasil es inmensa.

Muchos de ellos, por cierto, vieron en el "país del fútbol" la oportunidad de reiniciar sus carreras después de frustraciones en otros clubes en el extranjero.

ESPN Brasil enumeró los cinco nombres principales de jugadores extranjeros que no se destacaron en el extranjero, pero que dejaron su legado en Brasil.

Gamarra

El defensor paraguayo llegó al país a través de Internacional (1995 a 1997), convirtiéndose en un ídolo colorado y coronando su paso con el título gaucho.

A partir de ahí, fue vendido al Benfica, pero no duró una temporada debido al bajo salario y la necesidad de venderlo del club portugués. Así, llegó a Corinthians para ser el capitán en las conquistas del Brasileirão de 1998 y el Paulista de 1999. Vendido al Atlético de Madrid, donde también pasó solo un año con el descenso del cuadro colchonero en España. Llegó al Flamengo y ganó la Copa de Campeones y La Carioca de 2001.

Negoció con el Inter de Milán, permaneció en Italia durante tres temporadas sin éxito antes de regresar a Brasil una vez más, ahora en Palmeiras. Incluso sin un título, se llevó el Balón de Plata en 2005.

Rincón

El colombiano ya "la rompía" en su país cuando llegó a Palmeiras en 1994 para ser el campeón paulista y del Brasileirão. A partir de ahí, después de pasar tiempo con el Napoli, fue fichado simplemente por el Real Madrid. Sin embargo, los entrenadores lo usaron en la posición equivocada (como delantero, por ejemplo). Con peleas de egos en el vestuario e incluso acusaciones de racismo, el centrocampista regresó a Brasil con Corinthians.

Se convirtió en un ídolo alvinegro (1998 a 2000) con un título paulista, dos Brasileirãos y un Mundial de Clubes, donde fue capitán y levantó la copa en Maracaná. También pasó por Santos y Cruzeiro antes de regresar al Parque São Jorge en 2004 para terminar su carrera.

Petkovic

Estrella del Red Star de la entonces Yugoslavia, el centrocampista ofensivo fue firmado por el Real Madrid en 1995, pero nunca tuvo claras oportunidades de jugar, incluso fue prestado al Sevilla y al Racing de Santander. Primero llegó a Brasil a través de Vitória, donde ganó dos títulos Baianos y una Copa Nordeste en 1997 y 1999.

Vendido a Venecia, duró unos meses en Italia. Luego llegó a Flamengo, donde "cambió el nivel" con dos títulos Carioca y un Brasileirão en 2009 (después pasó por Vasco, Fluminense, Goiás, Santos, Atlético-MG y posteriormente al fútbol de China y Medio Oriente).

D'Alessandro

La gran promesa de River Plate en el siglo XXI, el centrocampista zurdo pronto despertó el interés del fútbol europeo, contratado por Wolfsburg en 2003. Entre altibajos, fue prestado a Portsmouth y Zaragoza, quienes lo contrataron permanentemente en 2007.

Duró unos meses en España, regresó a Argentina con San Lorenzo hasta unirse al Internacional en 2008 para ingresar en la historia del club: seis títulos de Rio Grande do Sul, una Copa Sudamericana, una Libertadores y una Recopa.

Todavía está activo hoy con 39 años de edad, solo se fue en 2016 prestado a River, y continúa como referencia (y capitán) del club colorado.

Kannemann

El argentino surgió del San Lorenzo como un lateral, pero fue como defensa central donde realmente se destacó. Ganó una Liga de Argentina y Copa Libertadores 2014 antes de ser vendido al Atlas.

En México, a pesar de ganarse a la afición, fue criticado por los medios e incluso por los directivos del club por su juego "duro". Los técnicos intentaron ponerlo como lateral, situación que no le gustó y provocó su salida.

Regresó a Sudamérica en 2016 por Gremio, donde llegó la consagración: junto a Pedro Geromel formó el dúo de defensores en los títulos de Rio Grande do Sul y nuevamente en Copa Libertadores, además de una Recopa sudamericana.