¿La pandemia le ayudará al futbol?

Viñeta de Vanessa Huppenkothen ESPN

A lo largo de la cuarentena hemos escuchado, leído y especulado sobre la llegada de un sinnúmero de jugadores a distintos equipos. Los nombres más sonados: Miralem Pjanić, Lautaro Martínez, Neymar; no voy a entrar en detalles sobre sus cualidades o defectos y tampoco si me gustaría ver a alguno en determinado club, lo que me llama la atención son las cifras que se manejan en el mercado de fichajes. Estamos pasando por una de las peores crisis en la historia financiera y aunque todavía no lo resentimos, la cautela en el tema económico parece no importarle a las directivas de los equipos, que hasta la fecha han perdido millones en patrocinios y derechos de televisión.

A mí no me preocupa porque el dinero no saldrá de mi billetera, por fortuna, pero de alguna manera debe haber un reajuste para esos sueldos y cartas exorbitantes que se manejan en el mundo del futbol, inalcanzables para cualquier mortal. Esta semana tuve la oportunidad de entrevistar a Martín Demichelis, quien actualmente dirige a la sub-19 del Bayern Munich. Evidentemente le pregunté por el regreso de la Bundesliga a la actividad ante la pandemia, cómo lo ha afrontado la liga más goleadora del mundo y la responsabilidad que esto conlleva por ser prácticamente un ejemplo para otras ligas que están por reanudar, pero no aguanté y me saqué la espinita al preguntarle sobre el tema de "Don Dinero" en el futbol. Para ser más precisos mi pregunta fue: "¿Crees que con esta crisis que ha afectado a prácticamente todos los equipos, se genere un reajuste en el costo de los jugadores?". Pensé que evadiría el tema, pero me llevé una grata sorpresa, no lo hizo y contestó con toda sinceridad: "No tengo duda Vanessa, hace tiempo se empezaron a pagar cifras estratosféricas o muy fuera del mercado normal. Muchísimos clubes, sobre todo los grandes hicieron inversiones y firmaron contratos muy difíciles de sostener. Esto va a ayudar a modificar la gran mayoría de los contratos. Espero por el bien del futbol y por el bien del ser humano -que el futbolista también es un ser humano con muchísimas carencias- que los números empiecen a bajar porque también eso hace que desde el futbol formativo, ya sea jugadores, padres, marcas que apuestan por los chicos, empecemos a vivir un mundo más real". Y esto último que agregó Demichelis me dejó sin palabras: "Yo siempre he dicho que el futbolista profesional de élite vive un mundo cien por ciento irreal".

No pude estar más de acuerdo, con eso hubiera podido dar por terminada la entrevista y cerrar mi computadora (porque fue por zoom). Si o si debe haber un reajuste, una mente inteligente dentro de la directiva de los grandes equipos de no desembolsar millones y sobrevaluar a los jugadores haciéndolos prácticamente inalcanzables. Será momento de darle prioridad a las canteras y apostar por los jóvenes que lo piden a gritos. ¿Será que la pandemia le está haciendo un favor al futbol? Ya lo veremos... Hasta pronto.