La revancha de Sergio Peña: de descender con el Emmen a lograr el primer título de su carrera en Suecia

Si algo ha marcado la carrera de Sergio Peña es la constante superación de adversidades para consolidarse como futbolista y así hoy vivir un gran presente a sus 26 años, en su novena temporada como futbolista profesional.

Nueve años después de su debut forzado en Primera (la primera fecha del Descentralizado 2012 se disputó con juveniles por huelga), Sergio Peña se consagró campeón por primera vez en su carrera con el Malmö FF, el club que lo rescató de la Segunda División de Holanda, le dio la oportunidad de jugar la Champions League y que hoy disfruta del fútbol del seleccionado peruano.

El 0-0 ante el Halmstad fue suficiente para que el Malmö consiga el bicampeonato en Suecia y se desate una fiesta en el Venue Eleda Stadion, con Peña cargado en andas, levantando la primera liga de su carrera y festejando con la bandera peruana en hombros.

Las cuentas de Sergio Peña se llenaron de felicitaciones y sinceros mensajes de familiares, amigos y compañeros de selección hacia un futbolista que le ha tocado sufrir duros reveses en su carrera, pero que nunca bajó los brazos y que hoy vive un presente inmejorable a nivel personal y colectivo.

Una de las que más emocionó al volante del Malmö fue la que le dedicó su tío Paolo Guerrero. "Esa foto pusiste cuando me tocó un momento difícil y hoy la pones cuando disfruto de un título. Eres un grande y gracias por siempre estar capi, en las buenas y en las malas siempre", escribió Peña al mensaje del máximo goleador histórico de la Selección Peruana.

¿A qué momento difícil se refiere Peña? A su exclusión del Mundial Rusia 2018 cuando justamente Guerrero quedó habilitado para la Copa del Mundo y Ricardo Gareca decidió que él saliese de la lista de 23 jugadores.

Y si nos remitimos a los momentos difíciles en la carrera de Sergio, cómo olvidar su penal fallado en la tanda ante el NAC Breda en la Promoción y que derivó en el descenso del Emmen. Casi siete meses después, Peña sonríe con el primer título de su carrera y ya consolidado en la Selección Peruana, una de sus grandes cuentas pendientes antes del 2021.

Y es que pese a andar bien en el Emmen desde hace años, el mediocampista no lograba asentarse en la Selección Peruana. No fue hasta el gran triunfo ante Ecuador en Quito y la Copa América de Brasil que se volvería en imprescindible para su seleccionador y le valdría, además, su llegada al club que le dio la oportunidad de jugar la Champions League y que se lo permitirá también en el 2022.

Las grandes alegrías se demoraron en llegar a la carrera de Peña, pero una vez abierta la puerta todo pinta a mejor y en el horizonte asoma otro gran sueño del propio Sergio y de todo un país: la clasificación al Mundial de Qatar.