2014 Campeonato Mundial de Clubes de la FIFA, Semifinales
  • Pablo Barrientos (45'+2')
  • Mauro Matos (93')
  • Ángel Berlanga (67')

San Lorenzo luchó para derrotar a Auckland City pero es finalista

MARRAKECH -- San Lorenzo tuvo un angustiante debut en el Mundial de Clubes de Marruecos al superar al modesto Auckland City 2-1 recién en el alargue, por lo que el sábado próximo enfrentará al poderoso Real Madrid.

Los festejos del final se condicen con sentirse en la final y enfrentar a la constelación de estrellas que tiene como lucero al portugués Cristiano Ronaldo, más que por el partido que hizo en Le Grand Stade de Marrakech.

San Lorenzo sufrió el partido en el que no pudo mostrarse superior y por momentos estuvo bajo el dominio de un equipo limitado pero enjundioso, altruista y respetuoso de una táctica de desmarque y anticipación, que tuvo en el argentino Emiliano Tade a su figura.

Recién en el minuto adicionado del primer tiempo Pablo Barrientos abrió el marcador pero en el segundo el español Ángel Berlanga lanzó un balde de agua helada sobre los muchachos de Edgardo Bauza y los más de cuatro mil hinchas que buscaron darle con sus cantos la energía, que también sintieron el golpe.

Ni que hablar cuando Tade sobre la media hora del segundo tiempo pifió de zurda en una fallida definición de un contragolpe que le sirvió De Vries ante Sebastián Torrico.

Recién al minuto del segundo tiempo Mauro Matos, ingresado por Enzo Kalinski pudo marcar el segundo, aunque San Lorenzo siguió sufriendo hasta el final.

Con compromiso para llevar adelante la táctica del entrenador español Ramón Tribulietx, le bastó al Auckland para jugarle de igual a igual a un opaco San Lorenzo que dejó al rival recibir con comodidad y que le dominen los espacios libres.

Ninguno de los dos había llegado a crear opciones de gol en un primer tiempo para el olvido, hasta que en el 0 minuto adicionado, Gonzalo Verón recibió por la izquierda, dejó pasar por atrás a Emmanuel Más, centro atrás y Barrientos, tras pararla con comodidad, metió el zurdazo junto al palo izquierdo del arquero Tamati Williams.

En el segundo Auckland tuvo su mejor momento y encerró a San Lorenzo en su propia incapacidad, con el argentino Tade manejando los tiempos y el ataque.

Solo un cabezazo de Walter Kannemann contabilizó el equipo de Bauza en el área rival antes del sorpresivo empate.

Tade aguató la pelota cerca de la media luna, metió un pase filtrado a De Vries, quien acarició ante la salida de Torrico y Berlanga definió con el arco solo pero desde ángulo muy cerrado.

Con San Lorenzo groggy, Tade se lo perdió en la contra a los 30 cuando intentó fusilar a Torrico pero el zurdazo se transformó en un blooper. De haber acertado se hubiera terminado la aventura "santa". El partido llegó a un impensado alargue ante el débil equipo neozelandés, y rápido San Lorenzo sacó la diferencia.

Un tiro libre de Leandro Romagnoli desde la izquierda fue bajado por Matos dentro del área, toque de Pitu Barrientos y Matos remató fuerte a ras del piso para el 2-1.

En los 28 minutos hubo más sufrimiento para San Lorenzo cuando Tim Payne, de gran trabajo en el medio campo, metió un zapatazo que dio en la base de un palo.

Luego del pitazo del australiano Benjamin Williams hubo solo festejo azulgrana, ya sin importar el brillo o la opacidad del debut, al fin y al cabo, se le viene el Real Madrid.