2018-19 UEFA Champions League, Fase de grupos
  • Gareth Bale (47')
  • Lucas Vázquez (59')

Real Madrid toma un respiro en Roma

Real Madrid comemora gol na Champions League Getty Images

(Paola Núñez, corresponsal) -- Real Madrid cumplió en Roma con una victoria por 0-2 para asegurar su pase a octavos como primero de grupo.

Cuando nadie lo esperaba. Cuando todos lo daban por acabado. Cuando más se le recriminaba la muy ficticia "falta de compromiso". Cuando medio Madrid pedía a gritos su deportación a la Premier League o donde fuera, Gareth Bale iluminó el camino para el Real Madrid.

Gareth Bale aprovechó un regalo de la Roma para encaminar una victoria que bien podría asegurarle la primera plaza de su grupo, y con ello, allanarle el camino hacia una eventual final. Si es que de aquí a febrero, cuando se disputen los octavos de final, el conjunto merengue logra encontrarse a sí mismo.

Roma y Real Madrid comenzaron el encuentro sabiéndose, ambos, en octavos de final después de la victoria del Pilsen sobre el CSKA de Moscú. Estaba en juego, no obstante, la primera plaza. La diferencia entre vérselas en octavos contra los 'contendientes' Manchester City, Juventus o Barcelona, o evitarlos.

Y el Real Madrid no está para retos de gran calada. Ya sea con Solari o su antecesor, le cuesta cada vez más ordenarse y ordenar sus ideas. Cada vez genera menos y regala más. Tienen - a veces - el coraje que ha pedido Solari y poco más.

Pero los arrestos no son todo.

En 45 minutos el Madrid fue incapaz de hacer el menor daño en la portería de la Roma. Un movimiento interesante aquí y allá de Kroos. Una carrera de Bale a ningún lado. Otra de Lucas Vázquez, hambriento de mostrar su valía como el que más. Pero el Madrid generaba poco juego con consistencia, por mucho que intentara abrirse camino. Buscar la triangulación.

Se desesperan Bale, Marcelo y Lucas, que tratan de hacer llegar el balón al área a como diera lugar. Más Benzema, con esa pesada loza de tener que cumplir con una cuota goleadora inusual; una carga extra a su trabajo habitual en la creación y todo por la necedad de no conseguirle pareja a modo.

Se desesperaba Kroos, que nada más no encuentra par. O Modric, el único medianamente peligroso con sus disparos desde fuera del área. Cierto es que la Roma cerró filas atrás. Pero el Madrid teóricamente tiene potencial para abrir a cualquier defensa. No lo tuvo durante todo el primer tiempo.

Atrás, un desastre. No hubo jugador del aparato defensivo que no entregara el balón en una zona de peligro. Les ayudó la suerte; el enésimo balón que se fue desviado por milímetros y los reflejos de Courtois. También la falta de experiencia del ataque de la Roma. Sin el lesionado ElShaarawy ningún atacante de la Roma superaba los 22 años. Y se notó. Talento, tienen. Pero no el colmillo que le sobra al conjunto merengue. Algo tan sencillo como levantar la cabeza para disparar. Así se le fueron varias a Ünder - además de haber enviado un balón al cielo con Courtois prácticamente anulado.

Y esa misma suerte, combinada con la falta de experiencia de los romanos, salvo el dìa para el Madrid y le quitó un peso de encima a Bale.

Un mal despeje de Olsen acabó en un contragolpe finalizado de manera sublime por el '11', que estaba donde tenía que estar y aguantó todo lo posible para poder disparar sin que supusiera un fuera de lugar, para poner el 0-1 a dos minutos de iniciada la segunda parte.

Diez minutos después, la suerte volvió a sonreír a los merengues cuando un centro encontró abierto a Bale, que centró para que Benzema, a pocos metros de la puerta, completara la gesta. A punto estuvo de contar como oportunidad fallida, pero entonces apareció Lucas Vázquez, encumbrado ya en el hombre fuerte de Solari para completar el ataque por delante de los aclamados Isco o Asensio. El gallego solo tuvo que empujar el balón para poner el 0-2 y acabar de salvar el día. Y probablemente la temporada.