2019 Liga BBVA MX, Apertura 2019 - Semifinals
  • Rogelio Funes Mori (90'+5')
Vuelta - Monterrey ganó 3-1 marcador global
Vuelta - Monterrey ganó 3-1 marcador global

Rayados deja fuera a Necaxa y la final tendrá que esperar

Getty Images

AGUASCALIENTES -- En un partido intenso y con mucho desgaste físico, Monterrey redondeó la obra y avanzó a la final del Apertura 2019, tras eliminar 0-1 a Necaxa con gol de Rogelio Funes Mori. El delantero argentino reapareció y jugó su primer partido de Liguilla.

Los Rayados fueron mucho mejor que el rival y ganan la serie con marcador global de 3-1, al obtener dos triunfos. Además, con el técnico Antonio Mohamed llegan invictos a la llave por el título, con tres victorias y un empate; por si fuera poco, en la era del ‘Turco’ no han perdido.

La final tendrá que esperar, pues Monterrey viajará a Catar para su participación en el Mundial de Clubes, mientras la serie para conocer al campeón de la Liga MX se disputará el 26 y 29 de diciembre.

El escenario estaba puesto para que los Rayos le dieran la vuelta a las circunstancias de la ida y alcanzar a los Rayados en el marcador para meterse a la final. Jugaría en su cancha, en donde más puntos consiguió en el torneo regular, en un estadio lleno y con un cambio en su alineación: la salida de Alexis Peña por el ecuatoriano Kevin Mercado, quien con sus centros el cuerpo técnico buscaría mayores ocasiones de gol. Con un tanto, los Rayos estarían del otro lado.

Monterrey, por su parte, repitió cuadro ganador. Antonio ‘Turco’ Mohamed confiaba en su gente, sobre todo porque en casa hizo ver mal al rival. Rogelio Funes Mori, quien no estuvo ni en la banca en la ida, salió como relevo.

Los primeros 15 minutos fueron parejos. Guillermo Vázquez apostó por hacerle marcación en zona a Rodolfo Pizarro, tratando de que no repartiera juego; hasta dos rivales le caían cuando tenía el esférico. A los regiomontanos les anularon un gol al 14’, por fuera de lugar.

El futbol que se disputaba en el Victoria era intenso, con estrechas marcaciones y poca profundidad al frente. A medida que avanzó el tiempo, Necaxa fue apoderándose del balón, aunque no tenía tranquilidad al buscar definir la última jugada.

Al 22’, el campeón de goleo Mauro Quiroga cabeceó un centro de Mercado, quien se movía con peligrosidad cerca del área.

Los Rayados no podían hilvanar una llegada y cuando Janssen pudo haber buscado una oportunidad ofensiva, solo se lesionó al disparar y era presionado por un rival. Esto ocurrió al 39’ y tras el movimiento se tendió en el pasto. Tuvo que salir para ser atendido, pero no pudo continuar y fue relevado al 42 por Funes Mori.

Se iba del partido un jugador que había tenido paso perfecto de goles en la Liguilla, con uno por partido. El mal estado de la cancha fue parte importante para que el europeo haya salido.

Los rojiblancos seguían insistiendo en encontrar la ansiada anotación, solo que las cosas no se le daban. Monterrey marcaba bien, sin darle muchas libertades para buscar la jugada importante.

Quiroga al 41’ no llegó a cerrar la pinza, tras el servicio raso por la derecha; la pierna no le alcanzó para desviar al fondo.

El marcador seguía igualado a ceros y el segundo tiempo se esperaba más peleado, con igual desgaste físico, porque los Rayados ni se apuraban en buscar al frente; se sentían cómodos jugando con la necesidad del contrario.

Al primer minuto del reinicio, Pabón remató potente y el portero Hugo González logró atajar con dificultades.

Necaxa hizo cambios porque había que jugársela. Maxi Salas ingresó al 60’ por Mercado; los centros del ecuatoriano no surtieron efecto y el argentino tenía velocidad y habilidad que al final tampoco le resultó. Había precipitación en los Rayos. ‘Chicote’ Calderón disparó cuando lo mejor era servirle a Quiroga, quien se molestó. Los pupilos de Memo Vázquez no estaban conectados.

Y de nuevo otro lesionado. Celso Ortiz salía en el carrito y ya no regresaba; era suplido al 64’ por Jonathan González. El paraguayo cortaba una racha de 19 partidos completos de manera consecutiva.

El juego se tornaba más ríspido. Dura falta de Pabón sobre Luis Gallegos y el necaxista no pudo continuar al 70’ lo relevó Eduardo Herrera.

Necaxa tenía más tiempo el balón, se acercaba más a zona de peligro, pero no lograba hacer una jugada que le diera garantía de gol.

Al 90, Funes Mori le puso dirección a la serie. Certero, seguro y con mucha confianza, el argentino marcó el 0-1 y a los Rayados ya nadie le quitaba la final. Un servicio por la derecha de Pizarro a segundo poste fue redondeado por Rogelio. Un minuto antes, el capitán Nicolás Sánchez había despejado un balón, luego de que rebotara en un poste.