2020 Copa América, Fase de grupos
  • Luis Suárez (66')
  • Eduardo Vargas (26')

Uruguay y Chile empataron 1-1 en la Copa América

play
Uruguay rescata el empate ante Chile (0:56)

Un gol provocado por Luis Suárez, que impactó a Arturo Vidal, evitó la derrota 'charrúa' ante La Roja. (0:56)

(EFE) - (EFE).- Uruguay empató 1-1 este lunes ante Chile, con un gol en contra de Arturo Vidal, en el estadio Arena Pantanal de Cuiabá en la tercera jornada del Grupo A de la Copa América.

En momentos en que parecía muy difícil que la Celeste pudiera remontar el tanto de la Roja, un autogol de Vidal le permitió sumar su primer punto en el torneo.

De esta forma, Chile no pudo conseguir la victoria pese al buen planteo de su entrenador, el uruguayo Martín Lasarte, un viejo conocido de Luis Suárez, que propició el gol en contra de Vidal, y a quien hizo debutar en primera división en 2005.

Desde el inicio de partido, Uruguay mostró una postura distinta a la que tuvo en el encuentro frente a Argentina. De hecho, Giorgian de Arrascaeta probó al arquero Claudio Bravo en un par de ocasiones antes de los primeros 10 minutos.

Parado detrás de Suárez y Edinson Cavani, el mediocampista del Flamengo se encargó de organizar e hizo que el juego de la Celeste fuera notablemente más ofensivo.

Del otro lado, el 3-5-2 que planteó Lasarte complicó a los dirigidos por Óscar Washington Tabárez, que sufrieron mucho con las subidas de Mauricio Isla.

Por derecha, el lateral le impuso velocidad a un equipo que manejó muy bien la pelota por intermedio de Charles Aránguiz y Vidal.

Con buen manejo de balón y marca firme por ambos lados, el encuentro era parejo y nada hacía indicar que el cero se iba a romper rápidamente, sin embargo, Ben Brereton tenía otros planes.

Sobre los 26 minutos, el atacante angloinglés desacomodó a toda la defensa uruguaya con una rápida habilitación para Eduardo Vargas, quien entró al área y dejó sin opciones al arquero Fernando Muslera con un potente disparo.

Con ese tanto, Vargas, de 31 años y delantero del Atlético Mineiro, llegó a su gol 14 en Copas América, igualando al peruano Paolo Guerrero, y anotó su gol 40 con la selección chilena.

Chile se puso arriba y tomó las riendas del juego. De un lado a otro, el equipo de Lasarte movió la pelota por todo el campo de juego e hizo correr mucho a su rival.

Uruguay se desinfló y no pudo incomodar a Bravo. Además, en los pocos instantes que Celeste consiguió la pelota, encontró una marca muy dura de hasta seis hombres que siguieron cada movimiento de sus adversarios.

Para el inicio del segundo tiempo, Tabárez sacó del campo a Giovanni González y a Nicolás de la Cruz para que ingresaran Nahitan Nández y Martín Cáceres. Con esos cambios, Uruguay pasó a un 3-5-2.

Pese a este cambio, la Celeste no mejoró y por momentos su juego solo se limitó al lanzamiento de centros largos que finalizaron en la cabeza de los defensores Enzo Roco y Franciso Sierralta.

Antes de los 60 minutos, Chile pudo encontrar el segundo gol mediante un potente disparo de Brereton, quien lideraba el ataque luego de que Vargas se retirara sentido.

Pese a esto, el que llegó al gol fue Uruguay, que rompió una racha negativa de más de 360 minutos sin convertir.

A los 66 minutos, Facundo Torres sirvió un tiro de esquina, Matías Vecino la peinó en el primer poste y Vidal, que tenía la misión de marcar a Suárez e intentó rematar al arco, terminó enviando la pelota en su propio arco para decretar el 1-1.

Impulsado por el gol, Uruguay creció y arrinconó por unos minutos a Chile, que luego se aproximó nuevamente al arco defendido por Muslera.

Luego, Lucas Arriagada estuvo cerca de poner en ventaja a la Roja y Cavani se perdió por centímetros el segundo de la Celeste en unos minutos de ida y vuelta.

Sobre el final, un disparo de Suárez le pudo dar los tres puntos a Uruguay, pero la pelota se perdió apenas afuera.

Con el 1-1, Chile alcanzó los cinco puntos en tres encuentros disputados, mientras que Uruguay cosechó su primera unidad en dos partidos.