2020-21 German Bundesliga
  • Felix Uduokhai (40')
  • Daniel Caligiuri (54')

Augsburgo venció al Dortmund 2 a 0 en la Bundesliga

play
Joya de asistencia de Gregoritsch para mejor definición de Caligiuri (1:05)

El Augsburgo vence al Dortmund al minuto 9 de la segunda mitad. (1:05)

Augsburgo dio la sorpresa en la Bundesliga alemana al derrotar por 2-0 al Borussia Dortmund en un partido en el que hizo gala de una gran disciplina defensiva y en el que, a través de una marca agresiva, logró desarticular los esfuerzos ofensivos del subcampeón.

El partido empezó siendo un monólogo del Dortmund, que se apropió de la pelota y la puso en la mitad contraria, aunque sólo tuvo una llegada clara con un remate de Axel Witsel que el meta Rafal Giekewicz tuvo que desviar a saque de esquina.

El Augsburgo respondió con agresividad en el marca en el centro del campo y pasados los veinte minutos empezó a buscar salidas de contragolpe.

El partido estaba nervioso, con muchas faltas en el centro del campo, y el primer tiempo terminó con cinco tarjetas amarillas, tres para el Augsburgo y dos para el Augsburgo. Y eso poco a poco generó cierto desorden que favorecía más al Augsburgo.

En el minuto 40, en el único disparo a puerta de su equipo en la primera parte, Udokhai puso en ventaja al Augsburgo con un remate de cabeza dentro del área pequeña al aprovechar una falta lanzada por Daniel Caligiuri desde la izquierda.

El partido, tras el gol, siguió en una tónica similar a la del comienzo, con el Dortmund atacando y con dificultades para encontrar espacios, y el Augsburgo resistiendo y buscando el contragolpe.

En el minuto 54 Thomas Niederlechner lanzó un pase largo desde la propia mitad a Caligiuri, que le ganó la carrera a Thomas Meunier y aumentó la cuenta con un remate dentro del área. Era el segundo disparo a puerta de un Augsburgo que, además, había tenido hasta ese momento poco más del 20 por ciento de posesión de pelota.

El Dortmund intentó poner más fuerza ofensiva desde el banquillo con el ingreso de Marco Reus, Julian Brandt y Reinier, pero no logró revertir la situación. Hubo un par de ocasiones, una de Reyna y otra de Brandt, pero la mayor parte de los balones que llegaban al área eran devueltos por la defensa del Augsburgo.