2021 Copa Sudamericana, Fase de grupos
  • Facundo Almada (11')
  • Lucas Gamba (81')

Rosario Central se mantiene a flote en la CONMEBOL Sudamericana a costa de San Lorenzo

(EFE) - Rosario Central, que dirige Cristian 'Kily' González, superó por 2-0 a San Lorenzo de Almagro y obtuvo su primer triunfo en el Grupo A de la Copa Sudamericana, mientras que su rival está último sin puntos en dos encuentros.

Con el mediapunta de 19 años Luciano Ferreyra como estrella del partido, el Canalla quedó tercero a solo a uno del líder -solo avanza a octavos de final el primero de grupo-, mientras que el Ciclón se hunde sin puntos en dos jornadas y malas sensaciones.

En el minuto 12, el central local Facundo Almada madrugó a todos en una falta ejecutada a la perfección por Ferreyra.

Almada se adelantó y remató frente a Torrico en el área chica para poner al Canalla en ventaja de 1-0.

A Rosario Central el gol lo impulsó y a San Lorenzo le acentuó los complejos que ha tenido durante todo el ciclo de Diego Dabove.

Fue así que el volante Diego Zabala remató solo desde media distancia y obligó a Torrico a despejar tan apurado que en el rechazo Lucas Gamba remató cruzado y su tiro pasó rozando el palo, con el arquero vencido.

En el minuto 24 volvió a tener una clara ocasión Ferreyra, una volea que despejó Torrico, quien jugaba su tercer partido tras largo tiempo fuera por lesión.

La zaga del Ciclón, con el recuperado Fabricio Coloccini al frente de una línea de tres centrales, fue espectadora por tierra y por aire y permitió 12 remates en 45 minutos, 3 de ellos con destino de arco.

El Canalla se habría podido ir al descanso con dos ó tres goles de ventaja, pero sus atacantes estuvieron tan dinámicos como sin efectuvidad.

En el vendaval local destacó sobre todos los demás la figura de Ferreyra, presente en todos lados y volviendo locos a los visitantes a sus 19 años.

Dabove movió fichas al descanso e introdujo a dos de los mejores jugadores del plantel, a quienes había reservado de inicio, el atacante paraguayo Ángel Romero y el volante Juan Ramírez.

Ambas sustituciones le cambiaron la cara a San Lorenzo, que pasó a controlar el partido en el segundo tiempo y a buscar el empate.

Sin embargo, ese tramo de dominio azulgrana duró apenas veinte minutos.

El Ciclón no consiguió resolver ninguna de sus situaciones de gol y, en el tramo final, Rosario Central liquidó el duelo con el segundo gol.

Fue Lucas Gamba el que puso el broche a una gran jugada por la banda de Emiliano Vecchio.

En una internada de manual, Vecchio llegó hasta la línea de fondo, levantó la cabeza y con un pase atrás habilitó a Gamba, quien festejó con 'el Kily' González.