2021-22 Italian Serie A
  • Nicolò Barella (22')
  • Edin Dzeko (30')

Inter superó con comodidad a Hellas y presiona a Milan y Napoli

(EFE) -- Con una imponente victoria en casa sobre el Hellas Verona por 2-0, el Inter parece haber recuperado las buenas sensaciones y presenta su candidatura a levantar el 'Scudetto' en esta trigésima segunda jornada de la Serie A.

Sólido en defensa, dominador en el medio del campo y desatado en ataque. Ese ha sido el Inter de este sábado, ese que no se veía desde finales de 2021.

Tras un inicio de año por debajo de su nivel, el Inter volvió a dar un golpe en la pelea por levantar el título de campeón y, con esta merecida victoria, mete presión al Nápoles y al Milan, obligados a ganar.

El Verona salió valiente en el Giusseppe Meazza, pero los de Inzaghi aprovecharon los espacios que dejaron atrás los visitantes para atacar sin miramientos desde el inicio, con la mente solo puesta en vencer. La victoria frente al Juventus en el Derbi de Italia, aunque quizá no fue del todo merecida, parece haber supuesto un cambio de dinámica en el conjunto 'neroazzurri', que hoy si que mostró una gran versión, una de claro contendiente a campeonar en Italia.

En el minuto 21, Perisic aprovechó su carril izquierdo para convertirlo en una autopista. Llegó a línea de fondo y sacó un centro que Dzeko, imparable en el área, no pudo rematar porque tenía dos hombres pegados, pero que recogió Barella, indetectable desde la segunda línea, para firmar el 1-0.

Casi sin tiempo para celebrar, en el 28, Dzeko, ahora sí, ponía el segundo en el luminoso. Dimarco botó desde la esquina, Perisic peinó y el bosnio ejecutó con un testarazo desde el área pequeña.

Se gustó el Inter. Correa volvió a ser titular -por la ausencia de Lautaro, con acumulación de amarillas- y dejó detalles de su calidad, Dumfries no paró de subir por la derecha, Brozovic y Barella mandaron en la medular y, atrás, Skriniar, Dimarco y De Vrij se impusieron con facilidad.

Cerca estuvo Giovanni Simeone de poner el 2-1, pero también brilló Handanovic y desvió el tiro. Nada salía mal.

Bajaron el ritmo los interistas en la segunda mitad y, en algunos momentos, cedieron el mando al Verona, pero continuaron generando problemas a la contra con numerosos efectivos. En una de esas contras, perfectamente orquestada, apunto estuvo Dambrosio de sentenciar con un tercer gol, pero la grandísima intervención de Lorenzo Montipo bajo los palos mantuvo el 2-0.

Celebró el Inter con su afición, en un estadio prácticamente lleno, esta fundamental victoria que les coloca, con un partido menos todavía, segundos con 66 puntos, igualado a puntos con el Nápoles y uno por debajo del Milan, ambos con su partido de esta jornada por jugar.

EL Verona por su parte asciende a la novena posición con 45 puntos. No muy lejos queda la pelea por los puestos europeos pero, a falta de seis jornadas, se antoja complicado llegar para los hombres que dirige Igor Tudor.