El plan de Estados Unidos para arrebatarle jugadores mexicoamericanos al Tricolor

play
Los Terremotos de San Jose se llevan al terremoto de Chivas (2:13)

Rafa Ramos le pide a Matías Almeyda que no insista en cambiar a la Chofís López que nunca lo va a lograr. (2:13)

Julián Araujo, Efraín Álvarez, David Ochoa y Aaron Herrera son "disputados" por México y Estados Unidos

NOTA DEL EDITOR: ESTE ARTÍCULO SE PUBLICÓ ORIGINALMENTE EL 21 DE ENERO DE 2021

Estados Unidos tiene un plan para ganarle jugadores mexicoamericanos al Tricolor. El conjunto de las Barras y las Estrellas busca que los futbolistas que tienen la posibilidad de jugar con las dos naciones disputen un partido oficial con su representativo, para hacer más difícil que México les gane a una de sus futuras estrellas.

Estados Unidos está tratando que sus jugadores no se vayan con México, pero hay dos o tres grupos de jugadores de calidad y muy jóvenes que están en Europa. Los que está buscando (Estados Unidos) tienen entre 19-20 años y está tratando de agarrar, convocarlos y que jueguen un partido internacional para que no sea tan fácil que se vayan con México, debido a las reglas de FIFA. Creo que los jóvenes se la deben de pensar muy bien, porque no sólo es jugar un partido, los jugadores deben de pensar en el camino al Mundial”, cuenta a ESPN Digital Hugo Pérez, excazador de talentos de los Estados Unidos y México, que ahora funge como entrenador de la Selección de El Salvador Sub 23.

En la disputa hay jugadores como Julián Araujo, Efraín Álvarez, ambos de LA Galaxy, o David Ochoa y Aaron Herrera, que también tienen la posibilidad de jugar con México o el combinado estadounidense.

Estados Unidos lo está haciendo por dos cosas: uno para que México no los agarre y otro pues porque les interesa. Analizando todo, a la larga va a estar difícil para esos jugadores, porque ahorita Estados Unidos tiene jugadores que juegan en el Barcelona, Chelsea, Juventus y el técnico le va a dar prioridad a los que juegan en Europa. Si piensan en un Mundial, México tiene un programa muy bueno y el estilo que tiene el jugador latino se adapta más para el del Tricolor”, agregó el ahora entrenador de El Salvador Sub 23, que trabajó poco más de un año con la Selección Mexicana y más de cinco con los estadounidenses.

Estados Unidos hizo un campamento en diciembre pasado, en el que citó a Julián Araujo y Efraín Álvarez, para jugar contra El Salvador un partido amistoso, además que en su última lista para la Selección Sub 23, en un microciclo que tendrá en los próximos días, llamó a otros jugadores, como David Ochoa, que tienen la posibilidad de jugar con el país de las Barras y las Estrellas o México.

“Si yo estuviera en los zapatos de esos jugadores y veo el roster de Estados Unidos, veo el potencial que pueden tener, pero no lo han demostrado a nivel selección, al final México sigue, para mí, como la potencia de Norteamérica, atrás está Estados Unidos”.

Actualmente, existe un acuerdo para que ambos países respeten a los jugadores que ya se decidieron por algún país, aunque Estados Unidos busca influir antes de que tomen una decisión final.