WGC motiva para competir a niños con discapacidad

Briana Espinosa, Arlet Méndez y Diego Costa son tres niños miembros del Shriners Hospital de México que perdieron una de sus extremidades cuando eran pequeños. Ahora, siendo adolescentes, quieren alcanzar sus sueños profesionales y deportivos. En conjunto con el PGA Tour, buscan tomar al golf como un impulso mental que los ayude a obtener los mejores resultados.

En entrevista para ESPN Digital, Briana, quien es nadadora paralímpica y representó a México en los Juegos Parapanamericanos de Lima 2019, ve los Juegos Paralímpicos de Tokyo 2020 como su siguiente meta.

"Sigue Tokyo con los Juegos Paralímpicos, pero primero vienen otras competencias. No es fácil por mi edad, pero por algo llegué a los Juegos Parapanamericanos en Lima 2019 y todo es con dedicación. Siempre me decían que no iba a ir, pero demostré que eso no es cierto y quiero que pase así en Tokyo", relató.

Incluso, Espinosa Mata resaltó que su edad, pues tiene 15 años, a veces juega en contra, ya que sus competidoras son más grandes. De la misma forma, señaló que a veces el apoyo que obtiene no es el suficiente.

"Yo soy la categoría que menos discapacidad tienen. Todas mis competidoras son de arriba de 18 años y llegar a ese nivel es muy difícil. A la edad que tengo he llegado muy lejos. Todavía no estoy clasificada. Quedan filtros y competencias. La Federación de Natación hay competencias que no nos pagan y debemos buscar patrocinadores".

En tanto, Diego de 17 años es un apasionado por el BMX Race y quiere competir en Juegos Olímpicos para demostrar que los sueños se cumplen.

"He encontrado muchas trabas y ha sido un proceso difícil desde encontrar ejercicios que sean adaptados a la prótesis y adaptar las mismas prótesis para las necesidades de la bici. Yo tengo dos pies, uno para la bici y otro para caminar y el gimnasio. El de la bici está reforzado porque lo he roto cinco veces porque es un deporte de alto impacto, pero el hospital Shriners siempre me ayuda a repararlos. Me he encontrado con mucha diferencia de fuerza con otros chicos, pero estoy cumpliendo un proceso".

Por otra parte, Arlet Muñoz sintió un amor por el golf al estar en el World Golf Championships-Mexico Championship, pero sueña con estudiar música y continuar tocando el violín.

"Tengo una adaptación en el arco del violín. Gracias al Hospital Shriners pude hacer eso. Ellos me apoyaron muchísimo, incluso para la escuela. Mi familia siempre estuvo atrás de mí y, aunque al principio no sabían cómo hacerle, siempre me apoyaron. El golf es un deporte que me gustaría practicar, es una inspiración porque hay grandes mexicanos aquí. Algunos piensan que los mexicanos no llegamos lejos, pero sí lo hacemos y ellos me motivan a cumplir mis sueños".

Arlet sueña con tocar Las Cinco Estaciones de Vivaldi, Briana quiere ser como Michael Phelps y pasar de paralímpicos a olímpicos, mientras que Diego ve en Sam Willoughby un modelo de inspiración.

"Sam Willoughby, atleta de BMX Racing que quedó parapléjico, es mi inspiración porque a pesar de su caída su motivación era estar parado el día de su boda y lo consiguió. Ahora es entrenador de Australia. El golf es un deporte solitario y muy mental. Primero se gana con estrategia y luego con lo físico y eso se pasa al BMX", dijo Diego.

"Michael Phelps es mi inspiración. Tengo el sueño de competir con personas normales y de otro nivel. En algún tiempo me gustaría dejar de ser de paralímpicos y pasar a olímpicos y así demostrar que sí se puede", remató Briana.