Fotos: Caín Velásquez sube a la lucha libre mexicana

Alejandro Cegarra para ESPN

CIUDAD DE MÉXICO - Caín Velásquez se dirigió a pie hacia la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe, con una bandada de niños rodeándole. Los chicos sostenían afiches con su imagen y se acercaban con marcadores en mano, con la esperanza de obtener el autógrafo de Velásquez. La multitud conformada por cientos de personas comenzó a corear su nombre.

Justo antes de cruzar la puerta de uno de los sitios más sagrados de México, Velásquez dio un giro y alzó ambos brazos en reconocimiento del apoyo recibido. Los aficionados mexicanos lo han apoyado al punto de sentir cariño por él, siendo el primer combatiente de ascendencia mexicana en ganar el título de los pesos completos de la UFC. Y estaba claro que lo adoptaron mientras emprendía este nuevo reto: la lucha libre, uno de los más entrañables tesoros culturales de México.

Velásquez, uno de los mejores peleadores de la categoría de los pesos completos en la historia de las artes marciales mixtas, dio un salto sin precedentes para incursionar en la lucha libre profesional mexicana el sábado pasado en el evento Triplemanía, el equivalente del Super Bowl en la lucha libre.

Como parte de las actividades promocionales previas al evento, "El Toro", como es conocido en México, viajó hasta la Ciudad de México como parte del desfile anual de lucha libre de la promotora AAA. Velásquez utilizó una máscara tradicional de luchador, adornada con los colores de la bandera del país azteca (rojo, blanco y verde) durante la procesión.

"Para mí, es una tradición", afirmó Velásquez. "Los luchadores que llegaron antes que yo (los grandes) han hecho esto. En mi caso, dije: por supuesto que lo quiero hacer. Mi agente me decía: 'No tenemos estrategia de salida'. Le respondí: 'Pues hombre, al ca----, entonces no tendremos estrategia de salida".

Todo formó parte de una semana excepcional para Velásquez en México. ESPN lo acompañó mientras se preparaba para su debut como luchador libre profesional en Triplemanía XXVIII.

Velásquez llegó al Aeropuerto Internacional Benito Juárez con su familia el lunes 29 de julio, cinco días antes de su debut en la lucha libre. El excampeón de la UFC transportaba a su hijo Caín Jr. en un coche, mientras su hija Coral (izquierda) y su esposa Michelle llevaban sus maletas detrás de él. Poco después, una multitud de aficionados y representantes de los medios saludaron a Velásquez después de que éste pasara por la aduana.

Oscar García, diseñador de máscaras de luchadores, medía la cabeza de Velásquez el 30 de julio, comenzando así el proceso de fabricación de la máscara usada por Velásquez en Triplemanía. García ha diseñado máscaras para famosos luchadores de la talla de Rey Mysterio y los Lucha Brothers, Pentagon Jr. y Fénix.

Velásquez hizo un entrenamiento de última hora en México, que incluyó este salto desde las cuerdas para bloquear a la estrella de la promotora AAA Psycho Clown ese mismo día. Velásquez y Psycho Clown, quienes formaron equipo en Triplemanía, se hicieron amigos rápidamente, después que en marzo pasado se anunciara la participación de Velásquez en el evento. El dueto también entrenó en una exhibición frente a aficionados y periodistas.

Velásquez se tomó un momento durante su sesión de entrenamiento para compartir con su hija Coral, quien se subió al cuadrilátero y se inclinó sobre las cuerdas. Durante el entrenamiento, Psycho Clown le obsequió una de sus máscaras a Coral, después que Velásquez le comentó que su hija pensaba que dicha máscara era genial.

Luego de pasar la mayor parte del día anterior entrenando, Velásquez y Michelle se distrajeron con algunas de las vistas características de la Ciudad de México durante la noche del viernes, incluyendo El Ángel de la Independencia. El Ángel fue construido en 1910 para conmemorar el centenario del inicio de la Guerra de Independencia de México.

Velásquez y Michelle se divirtieron después de una larga semana, asistiendo al "Bingo de Drag Queens" en el local Pinche Gringo BBP esa misma noche. Velásquez se subió al escenario con su agente Mike Fonseca (derecha) y le mostró a la drag queen Jorge Arriaga "La Lore" varios movimientos de lucha libre.

El desfile de lucha libre de la empresa AAA se llevó a cabo el 01 de agosto, dos días antes de que Velásquez se subiera al cuadrilátero. De inmediato fue abordado por los aficionados en el Auditorio Nacional de la Ciudad de México. Un padre con sus dos hijos logró meterse en la multitud para tomarse una selfi con Velásquez.

Velásquez y Psycho Clown pasaron la mañana del 2 de agosto, a un día del enfrentamiento, visitando los estudios de TV Azteca en la Ciudad de México. Los compañeros de equipo aparecieron en varios programas transmitidos en los distintos canales propiedad del conglomerado mexicano de medios de comunicación. Los combates estelares de Triplemanía fueron transmitidos en vivo durante el horario estelar del sábado en Azteca 7, una de las más importantes cadenas de televisión de México.

Velásquez se colocó su nueva máscara, minutos antes de llegar al escenario para su pelea en Triplemanía durante la noche del sábado en Ciudad de México. Velásquez fue apodado "El Toro" por los medios de comunicación y aficionados en la nación azteca debido a su estilo de pelea en la UFC: siempre frontal. Quería rendirle honor a ese mote incorporando cuernos a su máscara. Del lado derecho de la máscara, se lee "El Toro" en los colores rojo, blanco y verde. Del lado izquierdo se puede leer la etiqueta "#GilroyStrong". Velásquez dedicó su primer enfrentamiento en la lucha libre mexicana a las víctimas del tiroteo producido en el Festival del Ajo de Gilroy, California, el 28 de julio. Velásquez y su familia han residido en Gilroy durante siete años y Coral practica fútbol en el mismo parque donde se celebra dicho festival todos los años. Velásquez afirma que subastará la máscara y donará todo lo recaudado a las víctimas del tiroteo.

Velásquez caminó por la rampa de Triplemanía con una bandera mexicana de gran tamaño sobre sus hombros. Velásquez pasó por la cortina vistiendo la camiseta de la selección mexicana de fútbol, se la quitó durante su trayecto para obsequiársela a un aficionado que estaba en las tribunas.

En su primera incursión en el ring de AAA, que cuenta con seis esquinas, Velásquez se movió demostrando talento innato. En esta imagen, lo vemos derribando a Texano Jr. (vestido de rojo) y a Black Taurus con un lauriat doble. Velásquez hizo equipo con Psycho Clown y Cody Rhodes, hijo del legendario luchador profesional norteamericano Dusty Rhodes, para enfrentarse a Texano, Taurus y Killer Kross. Después, Velásquez propinó una huracanrana (movimiento con tijeras voladoras), un arm drag después de correr desde la segunda cuerda y una serie de golpes y suplexes. El Toro consiguió la victoria gracias a una kimura, un movimiento de grappling y sumisión legal, aplicada contra Texano.

Después de su impresionante debut en la lucha libre, Velásquez se encontró con su familia tras bastidores y Coral se lanzó a sus brazos. Ambos se abrazaron por casi un minuto. Coral comentó que Velásquez se llenó de escarcha luego de una interacción con la manager de Kross en su esquina, Scarlett Bordeaux. "Me gusta", dijo Coral. Velásquez, todo sonrisas después del combate, tiene planes de seguir luchando en los eventos de AAA que se escenificarán este otoño en Nueva York y Los Ángeles, aunque se mantiene dentro del roster activo de la UFC con intenciones de proseguir con su carrera en las artes marciales mixtas.