Los mejores peleadores masculinos de MMA de la década

ESPN

La época de Royce Gracie, Ken Shamrock y Dan Severn es cosa del pasado. Chuck Liddell, Randy Couture, Matt Hughes y Mark Coleman se retiraron. Incluso luchadores de la talla de Anderson Silva y Georges St-Pierre hicieron su mejor trabajo hace más de 10 años.

En el mundo cambiante de las artes marciales mixtas, donde todo el tiempo se adaptan nuevas técnicas y estrategias, tres peleadores masculinos se destacaron por encima de todos los demás entre 2010 y 2019. Ellos fueron dominantes, rara vez (o nunca) fueron vencidos y han reclamado su parte como algunos de los mejores luchadores que hayan vivido.

Ariel Helwani, Brett Okamoto y Marc Raimondi le echan un vistazo a los tres mejores atletas masculinos de MMA de la pasada década.

Khabib Nurmagomedov

play
1:24

Helwaini: Khabib es el peleador más dominante en la historia de UFC

Ariel Helwani no sabe si Khabib Nurmagomedov es el mejor peleador en la historia de la UFC, pero ciertamente es el más dominante.

Galardones:

  • Campeón de peso ligero del UFC

  • Marca de 21-0

  • 14 victorias por detención del árbitro

Combates importantes:

  • Victoria vs. Conor McGregor vía sumisión en el cuarto asalto para retener el título de peso ligero (UFC 229, 6 de octubre de 2018)

  • Victoria vs. Al Iaquinta vía decisión unánime para ganar el título de peso ligero (UFC 223, 7 de abril de 2018)

  • Victoria vs. Dustin Poirier vía sumisión en el tercer asalto para retener el título de peso ligero (UFC 229, 7 de septiembre de 2018)


Olviden la discusión sobre quién es el peleador de la década, Khabib Nurmagomedov es el luchador más dominante en la historia del UFC.

Sí, estoy consciente que ésa es una declaración de peso, pero me siento completamente cómodo haciéndola.

Nurmagomedov arrancó la década en 7-0. En aquel entonces, era un luchador relativamente desconocido que competía en el circuito local ruso. Promociones tales como Tsumada Fighting Championship, Golden Fist Russia y ProFC llenaron su currículum. Yo me dedico a cubrir las AMM y admito que nunca he escuchado de estas promociones.

Eventualmente él hizo su debut en el UFC en enero de 2012 contra Kamal Shalorus como un prospecto de 16-0, pero, si estamos siendo honestos, aún no era conocido por la afición casual de las AMM. Durante los próximos dos años, Nurmagomedov constantemente escaló de nivel. Era duradero, era dominante, era sólido. A sus críticos le gusta señalar su victoria sobre Gleison Tibau como cuestionable, pero aun así la cosechó por decisión unánime, y los tres jueces anotaron el combate 30-27 a su favor.

Temprano, su victoria de más alto perfil se dio en abril de 2014 contra el futuro campeón Rafael dos Anjos, quien al momento había ganado cinco peleas en fila. Nurmagomedov aplastó a RDA camino a otra victoria por decisión unánime.

Pero entonces le llegó la mala suerte extrema. Suerte tan mala, que muchos se preguntaron si Nurmagomedov terminaría como un cuento triste sobre lo que pudo haber sido.

Primero vino la lesión de rodilla que le forzó a retirarse de la pelea de septiembre de 2014 contra Donald Cerrone. Entonces hubo otra lesión de rodilla que lo excluyó de la pelea contra Cerrone de septiembre de 2015. Y luego una lesión en las costillas que le descartó de enfrentar a Tony Ferguson en diciembre de 2015.

Tres lesiones seguidas. Tres cancelaciones de pelea seguidas. Dos años perdidos.

De hecho, Nurmagomedov se apareció sin previo aviso a la rueda de prensa post pelea de UFC 178, mientras sufría de esa segunda lesión de rodilla, para desafiar al entonces campeón Anthony Pettis.

Nurmagomedov se recuperó bien en 2016 con dos triunfos impresionantes, pero entonces no dio el peso previo a la altamente anticipada pelea con Ferguson en marzo de 2017, lo cual nuevamente dejó en duda su futuro y su legado.

Sin embargo, desde entonces Nurmagomedov ha estado imbatible. Ha sumado cuatro victorias consecutivas, mejorando su marca perfecta a 28-0, y, quizás más importantemente, no ha vuelto a retirarse de una pelea.

Finalmente se convirtió campeón de peso ligero en abril de 2018, y luego alcanzó estatus internacional de mega estrella después de su victoria sobre Conor McGregor en octubre de 2018.

Ahora, él es uno de los atletas más famosos del planeta y uno de los peleadores más condecorados de las AMM jamás. También es el más dominante. Ningún luchador, hombre o mujer, que compite para una promoción principal ha arrancado su carrera con marca de 28-0. Él actualmente tiene marca de 12-0 en el UFC y solo ha perdido uno de los 36 asaltos durante su tiempo en el UFC.

Insólito.

Y no da indicios de desacelerar.

Nurmagomedov a menudo bromea con que se va a retirar pronto. Todos sabemos cómo terminan esas palabras en los deportes de combate, pero sí parece como el tipo de persona que simplemente se irá cuando esté en la cima y nunca mirará atrás.

Así que disfruten esto mientras puedan, porque tal vez nunca volvamos a ver este tipo de dominio dentro del octágono.

-- Helwani

Jon Jones

play
2:30

El complicado legado de Jon Jones

Ariel Helwani, Brett Okamoto y Mark Raimondi discuten sobre Jon Jones, cuyo estatus como el mejor de todos los tiempos está afectado por problemas fuera del octágono.

Galardones:

  • Dos veces campeón de peso semipesado del UFC

  • 10 defensas de título en el UFC

  • El luchador más joven en ganar título del UFC (23 años, 242 días)

Combates importantes:

  • Victoria vs. Mauricio Rúa para ganar título semipesado del UFC (UFC 128; 19 de marzo de 2011)

  • Victoria vs. Daniel Cormier para retener título semipesado del UFC (UFC 182; 3 de enero de 2015)

  • Sin resultado vs. Daniel Cormier en pelea titular semipesada del UFC (UFC 214; 29 de julio de 2017)


En pocas palabras, no ha habido nadie en las AMM tan consistente o dominante como Jon Jones en los últimos 10 años. Él ganó el título de peso completo del UFC en 2011 --- el campeón más joven de la historia, con 23 años --- y no ha perdido una pelea por el título desde entonces. Durante su racha de 17 peleas sin perder, Jones (25-1, 1 NC) ha vencido a cinco hombres ganadores de oro en el UFC. Además, lo ha logrado todo en primer plano. Cada una de sus pasadas 14 peleas han sido en cartelera principal de pago por ver del UFC.

Afuera de la jaula, Jones ha tenido altibajos, pero adentro del octágono, nadie ha estado a la altura de los acontecimientos de Jones en la última década -- y quizás nunca.

Jones en realidad nunca ha sido batido en las AMM. Su único revés llegó por la vía de la descalificación ante Matt Hamill el 5 de diciembre de 2009, y fue una detención controversial. Teniendo en cuenta la fecha de esa pelea, Jones estuvo invicto en el transcurso de la década en peleas de alto perfil contra los rivales más difíciles posibles: excampeones como Lyoto Machida, Quinton Jackson, Rashad Evans y Mauricio Rúa, por no hablar de contemporáneos brillantes como Daniel Cormier y Alexander Gustafsson.

Pocos han podido hilar una racha como la de Jones desde 2010. Si hubiese una versión de las AMM del Monte Rushmore, la suya sería una de las primeras caras talladas. Solamente Georges St-Pierre y Anderson Silva tienen el tipo de currículum en el UFC que puede competir con el que ha armado Jones. Y a los 32 años, él todavía parece estar en el mejor momento de su carrera.

-- Raimondi

Demetrious Johnson

play
0:40

Johnson gana por rendición en su debut en el ONE Championship

El ex campeón mosca de UFC Demetrious Johnson vence a Yuya Wakamatsu por la vía de la rendición para lograr su primera victoria en el ONE Championship.

Galardones:

  • Marca de 21-3-1 en UFC

  • Segundo mayor total de títulos ganados en UFC (12)

  • Ganador del Gran Premio Mundial de Peso Mosca ONE 2019

Combates importantes:

  • Victoria vs. Joseph Benavidez vía decisión dividida para ganar el título de peso mosca del UFC (UFC 152, 22 de septiembre de 2012)

  • Victoria vs. Joseph Benavidez vía nocaut en el primer asalto para retener el título de peso mosca del UFC (UFC on FOX 9, 14 de diciembre de 2013)

  • Victoria vs. Henry Cejudo vía TKO de primer asalto para retener el título de peso mosca del UFC (UFC 197, 23 de abril de 2016)


Desde inicios del 2010, Johnson tiene 22 victorias, incluyendo una plusmarca del UFC con 11 defensas de título consecutivas. Como el campeón de peso pluma en las 125 libras del UFC, se enfrentó a una variedad de estilos y fue plenamente dominante contra todos.

Sus únicas derrotas en el UFC llegaron contra Dominick Cruz (se puede decir que es el mejor peso gallo en la historia del deporte) y Henry Cejudo (hasta recientemente, un dos veces campeón que se las ingenió para vencerlo por una decisión dividida muy ajustada). Durante esa racha titular, Johnson fue paradigma de un artista marcial completo. Él lo hizo todo -- cada aspecto de las AMM -- a nivel de clase mundial. Y lo hizo por mucho tiempo.

La única queja que se podría escuchar sobre Johnson es que no se midió al mismo nivel de competición como algunos de los otros campeones de la década pasada. No es un argumento injusto, aunque existe una probabilidad de que se exagere un poco. Joseph Benavidez es un peleador de élite, y Johnson lo noqueó en menos de un asalto. Cejudo ha probado ser uno de los mejores de su generación, y Johnson lo noqueó en menos de un round. Johnson reiteradamente se estableció millas por delante de su competición. Probablemente no existe tal cosa como un peleador perfecto, pero Johnson ha puesto a prueba esa teoría a lo largo de los últimos 10 años.

-- Okamoto