Helwani: Cómo Jon Jones puede recuperar su brillo en 2020

play
El ascenso de Dominick Reyes a contendiente (1:29)

En menos de tres años, Dominick Reyes ha usado su poder para pasar de recién llegado a UFC a tener una oportunidad por el título contra Jon Jones. Ordene UFC 247 aquí en ESPN + https://plus.espn.com/ufc/ppv. (1:29)

Quiero dejar en claro algo de inmediato: creo que mucha gente está descartando a Dominick Reyes este fin de semana.

Pienso en los últimos tres oponentes de Jon Jones (Alexander Gustafsson, Anthony Smith y Thiago Santos), y Reyes tiene la mejor oportunidad para derrotar a Jones.

De hecho, estoy percibiendo un poco de Chris Weidman vs. Anderson Silva 1 alrededor de UFC 162 de cara al sábado. El campeón reinante de mucho tiempo se enfrenta a un contendiente invicto relativamente desconocido a quien el campeón podría o no considerar como una amenaza legítima.

Las similitudes no terminan ahí. Rumbo a la pelea de Weidman, la idea era que Silva estaba a una victoria de finalmente asegurar ese megacombate contra Georges St-Pierre. Al entrar en esta pelea, la idea parece ser que Jones está a una victoria de asegurar una oportunidad por el título de peso pesado.

La mayor diferencia entre los dos escenarios es que Silva parecía cansado de ser el campeón de peso medio de UFC cuando enfrentó a Weidman en julio de 2013, y aunque no me da la sensación de que Jones está cansado de ser el rey, me pregunto si está aburrido hoy en día.

La verdad es que Jones se convirtió en una leyenda al derrotar a leyendas. ¿Recuerdan sus primeros cinco oponentes en peleas de campeonato? Shogun Rua, Quinton Jackson, Lyoto Machida, Rashad Evans y Vitor Belfort, todos futuros miembros del Salón de la Fama y todos leyendas por derecho propio. Nunca antes habíamos visto un tramo así, y hay una buena posibilidad de que nunca lo volvamos a ver.

Sin faltarle el respeto a sus oponentes recientes, pero no lucen como miembros del Salón de la Fama, al menos todavía no. Esto es el resultado de él siendo campeón durante nueve años, casi limpiando una división.

Es por eso que la gente parece estar descartando a Reyes este fin de semana. Al igual que Jones, parecen estar aburridos de ver a Jones pelear contra no leyendas.

¿Cómo rectifica esto?

Bueno, primero tiene que ganar el sábado. Si realmente está mirando más allá de Reyes, es un gran error. Creo que su revelación la semana pasada de que disfruta de una bebida o dos o tres antes de las peleas es un poco preocupante. Eso está bien a los 24 años. ¿Pero a los 32? Cuestionable.

Pero digamos, por el bien de esta columna, que Jones gana el sábado. ¿Entonces qué?

Así es como trazaría su 2020:

En caso de vencer a Reyes el sábado, le aconsejaría que no se mueva al peso pesado. Quédate para una pelea más de peso semipesado. Sí, sé que acabo de hablar sobre la necesidad de luchar contra las leyendas, pero dado que Corey Anderson y Jan Blachowicz están peleando siete días después, regresaría relativamente rápido, digamos en junio, y pelearía contra ese ganador. El momento es demasiado perfecto.

Eso hará que Jones vuelva a estar activo y le dará algo de tiempo para que se resuelva la trilogía Daniel Cormierand Stipe Miocic.

Si esa pelea de junio le va bien a Jones, entonces que intente regresar en noviembre en el Madison Square Garden. Jones, un nativo de Nueva York, aún tiene que pelear en su estado natal. Imagínense luchar por el cinturón de peso pesado contra Miocic o Cormier, o por el título vacante si Cormier gana el cinturón y se retira, en MSG. Y luego imaginen que gana su segundo cinturón en la Arena Más Famosa del Mundo. Ahora volvemos a hablar de momentos y noches legendarias.

En resumen, para que Jones recupere el brillo, es imprescindible que haga tres cosas este año:

1. Terminar a Reyes el sábado o, como mínimo, intentar hacerlo. No puedes dejar que los fanáticos te abucheen como lo hicieron en julio.

2. Regresar rápido en mayo/junio contra el ganador del evento principal del próximo fin de semana en New México.

3. Finalizar el año luchando por el título de peso pesado, preferiblemente en MSG.

Ah, y lo más importante, mantente alejado de problemas. Es cierto que Jones tuvo un 2019 relativamente manso. Pero no se opuso a un cargo de conducta desordenada en octubre. En New México, ‘no contest’ se considera una concesión del cargo sin la admisión de culpabilidad o montar cualquier defensa.

Sé que dice que no puede garantizar que se mantendrá alejado de problemas durante 10 años, y al menos, aprecio su honestidad, pero queremos que al menos lo intente. Un par de años alejados de los problemas y de peleas grandes no borrarán su pasado controvertible, pero contribuirá en gran medida a redefinir su legado. Y ese viaje comienza el sábado

Regresa la ‘Bala’ Shevchenko

play
1:51

Valentina Shevchenko: Lo mejor de la campeona de peso mosca

Valentina Shevchenko ha dominado la división de las 125 libras, ganando el cinturón vacante de Joanna Jedrzejczyk y noqueando a Jessica Eye de manera espectacular. Ordene UFC 247 aquí en ESPN + https://plus.espn.com/ufc/ppv.

Por otro lado, tenemos a Valentina Shevchenko. Me encanta verla pelear. Se podría argumentar que es tan dominante como Jones frente a competencia mayormente anónima, pero es más nueva en la escena, por lo que no me importa tanto.

Como he dicho una y otra vez, no creo que hayamos visto una brecha de talento tan grande como la que existe entre Shevchenko y el resto de las contendientes en las 125 libras. Es probable que vuelva a perder en algún momento, porque todos lo hacen, pero no veo que suceda a las 125 en el corto plazo. Shevchenko nunca parece carecer de concentración o impulso, por lo que no creo que sea capaz de resbalar con una cáscara de plátano.

En pocas palabras, es un placer verla competir. Sin drama, sutil charla, puro dominio cada vez que sale. ¿Qué más podrías desear como fanático