Poco de suerte y mucho de devoción

COSTA DO SAUIPE, Brasil -- Luis Fernando Suárez sólo pide "un poco de suerte", porque el resto en la Copa del Mundo de Brasil, "esa es tarea de nosotros".

El entrenador de la selección de Honduras reconoce que como los otros 30 equipos, haciendo a un lado de Brasil, "debemos estar preparados para todo en este sorteo (Final de la Copa del Mundo) y en la misma competencia".

El entrenador colombiano sabe que la tarea por delante va más allá de lo futbolístico.

"Por supuesto. El jugador debe comprender que no basta llegar al Mundial, que no basta haber hecha una buena eliminatoria, que lo más importante en sus vidas comienza el 12 de junio".

"Entonces -explica el entrenador de Honduras- se viene la etapa de entender todo eso. Futbolísticamente veo ese gran compromiso, ese potencial, esa calidad de jugadores y la disposición, ahora falta entender que empezamos una competencia maravillosa, que somos afortunados, pero que podemos conseguir mucho más".

Luis Fernando Suárez tiene el horizonte muy claro: una oportunidad histórica para Honduras.

"Espero que tengamos a nuestro mejor equipo posible, en las mejores condiciones, y con ese anhelo que veo en todo un país y que contagio a nuestros jugadores, Honduras tiene posibilidades de ir creciendo en el torneo. ¿Hasta dónde? Hasta donde queramos. Claro, hay rivales, todos ellos importantes, y también hay circunstancias del futbol, peor que tal que todos esas se den a nuestro favor".

Luis Fernando Suárez insiste en que la ambición, la compenetración de sus jugadores en cada partido, y sabiendo que pueden vencer a cualquier rival, es parte de la solidez de una selección en una competencia mundialista.

Por otra parte, Luis Fernando Suárez indica que ya han revisado cerca de 13 ciudades con las sedes propuestas por FIFA, peor aún no deciden.

"Tenemos tres opciones finalmente, hemos estado haciendo revisiones, supervisiones de cada uno de las posibilidades desde el 24 de noviembre y creo que permaneceremos hasta el 11 ó 12 de diciembre haciendo ajustes para lo que necesaita la selección de Honduras".

Por otra parte, Suárez explicó que en este momento las condiciones de Brasil en cuanto a clima, podrían por momentos ser favorables para los equipos de Centro y Sudamérica.

"Hay zonas donde hará un calor extremo, condiciones exigentes de humedad, que no son las mejores para los europeos y creo que será la oportunidad para poder aprovechar todo eso. Pero al final, esto es futbol, y se juega y se gana en la cancha, pero siempre es importante ese tipo de ventajas". Indicó Suárez.

De excelente humor, ansioso por su segundo sorteo mundialista, reveló que así como ha podido ver algunos sitios como posible trincheras de su equipo en la Copa del Mundo, también ha podido observar algunos que están lejos de los requisitos de una selección nacional.

"Pero siempre tenemos la posibilidad de elegir y lo haremos en cuanto sepamos en qué estadios jugaremos y el tipo de rivales", indicó.