Murió el "Gallego"

MERIDA, Yucatán (Notimex).- El medio beisbolístico local
lamentó aquí la muerte del destacado empresario y promotor
deportivo cubano Angel "Gallego" Vázquez, fallecido en el
Distrito Federal y quien se distinguió principalmente por su paso en
la pelota nacional como propietario de los Diablos Rojos del México.

En entrevistas, el miembro del Salón de la Fama de la pelota
mexicana y ex diablo rojo, William Berzunza y el reconocido
historiador local, Jorge Carlos Menéndez Torre recordaron al
destacado empresario que durante los últimos años y hasta su muerte
padeció severos problemas cardiacos.

Por su lado, Berzunza, quien jugó para los Diablos Rojos, se
mostró sorprendido por la noticia y calificó como una "gran pérdida"
la muerte del cubano.

El ex jugador yucateco que no formó parte de los Diablos Rojos
de Vázquez, calificó el paso del "Gallego" como significativo por el
béisbol mexicano.

"Lástima que las gentes importantes del béisbol ya nos estén
abandonando", añadió.

Por su lado, Menéndez Torre, máximo conocedor de béisbol en la
región y una referencia obligada en la pelota mexicana, recordó a
Angel Vázquez como un personaje audaz, un hombre de béisbol, pero
principalmente empresario, "un gran empresario".

"Su sueño era lograr traer a México un equipo de Grandes Ligas y
acarició ese sueño hasta la huelga de la Liga Mexicana en 1980 cuando
se decepcionó mucho de la pelota y del jugador mexicano y prefirió
alejarse para dedicarse al béisbol de las mayores", comentó.

En Mexico fue primero gerente de los Tigres capitalinos y luego
propietario de los Diablos Rojos del México hasta que se los vendió a
la familia Manzur tras la huelga, agregó el entrevistado y también ex
vicepresidente de los Leones de Yucatán.

Respecto a la relación de Vázquez con la familia Manzur,
Menéndez recordó una anécdota que originó una fricción entre ambas
partes.

Esto, a consecuencia de la estadía del lanzador sinaloense
Ernesto "Indio" Escárrega que fue llamado de los Diablos Rojos del
México, entonces ya propiedad de los Manzur, para jugar en Grandes
Ligas con los Medias Blancas de Chicago en los que Vázquez ya
figuraba como directivo.

Tras jugar un breve periodo y acabar la temporada en la mejor
pelota del planeta con los "chisox", Ezcárrega regresó a los Diablos
Rojos que sólo hasta ya pasado un buen tiempo se enteraron que la
novena estadunidense requirió de nuevo al "Indio", cosa que Vázquez
no informó a la familia Manzur.

"Yo lo conocí desde las épocas de la Liga Peninsular en los 40`s
cuando estuvo involucrado con las Estrellas Yucatecas y luego con los
Diablos Rojos", recordó el especialista.

También rememoró que Vázquez, quien organizaba espectáculos de
circo, boxeo y que incluso fue concesionario de la plaza de toros
México, trajo a Mérida a mediados de la década de los 60` a los Rojos
de Cincinnati que posteriormente fueron a Villahermosa a inaugurar el
actual parque "Centenario 27 de Febrero" donde juegan los Olmecas de
Tabasco.

Menéndez Torre, que acompañó a Vázquez y a los Rojos hasta
Villahermosa en un vuelo del avión conocido en ese entonces como
"lechero" que hacía escala en Campeche, añadió que con ese equipo de
los Rojos vino gente como el mánager Johnny Temple y Vada Pinzon que
pegó un jonrón en el parque Carta Clara meridano.

Vázquez, prosiguió, tenia gran amistad con Dave Dombrowsky quien
lo llevó a ocupar cargos con organizaciones de Grandes Ligas como los
Expos de Montreal, Medias Blancas y Marlines de Florida con los que
hasta su jubilación fue responsable de contrataciones de jugadores
latinos.