Héroe en silencio

Estudiantes, dirigido por Sabella, hizo historia AP

BELO HORIZONTE -- Alejandro Sabella debutó hace dos meses como entrenador de Estudiantes de La Plata y ahora logró el título de campeón de la Copa Santander Libertadores con el equipo en el que fue futbolista y obtuvo dos títulos en los años '80.

Sabella, de 55 años, llegó a Estudiantes hace dos meses, en un momento clave para superar la crisis que padecía un equipo que sólo había sumado tres puntos de nueve posibles en la fase de grupos de la actual edición de la Libertadores.

Mientras caían de su rostro lágrimas escurridizas por la obtención de la Copa Libertadores de América, Sabella, hizo una pausa, tomó impulso y definió a Juan Sebastián Verón "como el jugador más preponderante en la historia del club".

"Verón es el jugador más preponderante de la historia de Estudiantes desde su creación", opinó Sabella, rindiéndole máximos honores al capitán de este León de América que, además de su juego excelente, contribuyó a recuperar la mística copera y a levantar otra Libertadores.

Pero Sabella, apenas consumado el trascendental 2-1 ante el Cruzeiro en el Mineirao, también resaltó los méritos de todos los futbolistas que tras 39 años de espera volvieron a poner al fútbol Pincharrata en lo más alto del fútbol continental.

"La explicación (de esta consagración) son los jugadores. El aporte de ellos, del cuerpo técnico, de la familia, fue clave", resaltó Sabella, sin ocultar la emoción que brotaba licuada desde su interior.

Pachorra a la hora de los reconocimientos también se acordó, entre otros, de su amigo Daniel Passarella, a quien secundó durante años en River Plate.
Es más, la campera que utilizó durante toda la Copa se la regaló a otra de las personas que más quiere, Carlos Bilardo, el actual manager del seleccionado mayor de la AFA.

Sabella siempre se consideró "un hijo adoptivo de Estudiantes", porque creció en River, pero en sus tiempos de zurdo talentoso se incorporó en cuerpo y alma al Estudiantes de la década del ochenta que conducía Bilardo.

"Hoy humildemente creo haber entrado en el olimpo de este club", también soltó Sabella en el marco de una de sus noches inolvidables.

Con Leonardo Astrada en el banco, el conjunto bonaerense superó la fase preliminar ante el peruano Sporting Cristal, y en la de grupos venció en La Plata al boliviano Universitario de Sucre y cayó derrotado fuera de casa por el Cruzeiro brasileño (3-0) y el Deportivo Quito (1-0).

El equipo jugaba mal, no sólo en el torneo continental sino también en la Liga, y Astrada dimitió el 11 de mayo pasado.

El capitán estudiantil, Verón, deslindó responsabilidades y afirmó que el técnico no tenía la culpa de la mala campaña del equipo, sino los jugadores, y los dirigentes salieron a la búsqueda de un sustituto con pasado en el club.

Eligieron a 'Pachorra' Sabella, de 55 años, ex ayudante de campo de Daniel Passarella en sus ciclos como seleccionador de Argentina y Uruguay, y también en el River Plate argentino, el Parma italiano, el Monterrey mexicano y el Corinthians brasileño.

Sabella no había dirigido equipo alguno hasta que se produjo su regreso a la entidad que lo tuvo como jugador (media punta) y campeón en los torneos Metropolitano'82 y Nacional'83 junto con Marcelo Trobbiani, Miguel Angel Russo y José Daniel Ponce en la línea de medios.

Su llegada revolucionó al Estudiantes, porque de los nueve puntos restantes de la fase de grupos de la Libertadores el equipo obtuvo siete, se mantuvo invicto en casa, con la meta imbatida, y se clasificó a los octavos de final.

El debut de Sabella como técnico albirrojo en la Copa se produjo en La Plata ante el Deportivo Quito con una goleada por 4-0 y en el partido siguiente arrasó al Cruzeiro, su rival también en la final, por el mismo resultado.

Con él en el banco, el Pincha no volvió a perder en esta competición y de los últimos puestos en el Clausura argentino escaló hasta llegar al sexto.

'Pachorra', que conoce todos los rincones del club y los sentimientos de sus hinchas, se ha convertido en apenas dos meses en un pilar de esta campaña que llevó al Estudiantes al título.