Gran Premio de México 1970 y el fin de una era de F-1

MÉXICO -- El Campeonato Mundial había concluido y para la última carrera de la temporada el circuito se redujo a ocho equipos (McLaren, March, Brabham, BRM, Tyrrell, Ferrari, Matra y Lotus) mientras que los organizadores del Gran Premio de México no podían darse el lujo de recibir a más de 18 vehículos. Las dos plazas extras permitidas fueron para Graham Hill y John Surtees.

Luego de la buena suerte de Emerson Fittipaldi al ganar el Gran Premio de Estados Unidos, ya que los principales candidatos a ganar la carrera se retiraron, la pelea en México sería entre Ferrari y Tyrrell. En tanto, Clay Regazzoni, fue el piloto que dominó la ronda de clasificación y se colocó como el líder seguido por Stewart y Jacky Ickx. En el segundo grupo se encontraba Jack Brabham (quien había anunciado su intención de retirarse) y en el tercer grupo estaba Chris Amon y Jean-Pierre Beltoise. Por su parte, Fittpaldi sufrió una falla de motor lo que provocó que se ubicara en el último grupo.

Una gran asistencia se registró el día de la carrera (según reportes se dieron cita 200 mil personas) e incluso debido a la falta de espacio, muchos asistentes decidieron tirar las vallas de seguridad para sentarse en el césped. Ante la advertencia de que la carrera podía ser cancelada, los organizadores del Gran Premio de México señalaron a los pilotos de los diversos equipos seguir adelante y no se preocuparan por los aficionados porque los regresarían a sus respectivos lugares. La carrera comenzó una hora después de la hora establecida.

Al respecto de la carrera, Regazzoni tomo la delantera por delante de Stewart e Ickx, sin embargo, este último tomó la delantera después y permaneció en el primer lugar hasta que su carro falló y tuvo que dirigirse a los boxes para que lo arreglaran. Se reincorporó a la pista pero no por mucho tiempo porque su monoplaza volvió a fallar y tuvo que retirarse de la carrera. Esto provocó que Ferrar lograra el primer y segundo lugar mientras que en la tercera posición finalizó Denny Hulme.

Cabe destacar que en las vueltas finales, los aficionados se acercaban cada vez más a la pista y cuando Ickx cruzó la meta, los aficionados invadieron la pista provocando que los pilotos que aún se encontraban compitiendo frenaran de manera forzada.

Ese fue el final para un año trágico de la Formula 1, meses antes murió Jochen Rindt, campeón de post mortem 1970. Pero afortunadamente no se reportaron ningún herido en el Gran Premio de México.