Duras críticas a la organización

LONDRES -- A pesar de lo que se esperaba de los prolijos ingleses, la organización de la Copa del Mundo no ha sido para nada buena y muchos de los periodistas acreditados se quejaron del trato, como lo explica esta nota publicada por el diario español La Vanguardia.


En el Royal Garden Hotel, donde tiene instalado su centro de prensa la organización de este Campeonato y de donde muchos periodistas han salido con caras de pocos amigos debido a que no se les ha facilitado entradas para la final de Wembley, había el día anterior al cierre del torneo un ambiente inusitado, ya que cientos de personas pululaban por el hall del inmenso edificio de la High Steet Densington, y charlaban en los más diversos idiomas, convirtíendo aquello en una Babel inaudible.

Entre ellos, como es lógico, había españoles. Españoles que han venido a Inglaterra a ver el Campeonato Mundial de Fútbol y uno de ellos: D. Benito Díaz, director de la Escuela Nacional de Preparadores, quien entre saludo y saludo pasó per dos situaciones distintas.

La primera, de asombro al saber que muchos periodistas se habían quedado sin entrada y se tendrían que conformar con ver la final por la televisión, y la segunda, cuando le dijimos que Eusebio estaba considerado en la altura de Pelé, se sobresaltó: "No hombre, no. En absoluto. El que diga eso no sabe lo que se dice. Es un buen jugador. Con muchas virtudes muy buenas, y muchos defectos muy malos. Además, últimamente se le ha subido un poco a la cabeza su lama. Es un hombre que no hace junto a sus compañeros un fútbol de coordinación y esfuerzo conjunto. Los triunfos se basan en sus acciones individuales, y a veces por querer marcar gol él, lo hace perder a un compañero en mejor situación.

Luego pasaron por allí dos periodistas argentinos. Uno de ellos dijo: "Esto es inadmisible, Intolerable, haciendo cola como si fuéramos en el metro para sacar los billetes y luego te dicen con toda tranquilidad, que te dicen con toda tranquilidad, que para tí no hay ya entradas. En mi vida periodística he visto cosa igual". Su colega agregó: "Yo no pienso hacer cola ahí. Yo tengo mi credencial y me darán mi entrada por encima de todo. No venimos desde Buenos Aires solamente paia ver a la Argentina, vinimos para ver el campeonato mundial y ésto incluye también la final. Es vergonzoso".

Hoy, por ejemplo, se han dado a los periodistas unos impresos en loí que deberían poner el nombre del jugador que a su juicio había sido la revelación del torneo, muchos de ellos han escrito: "Sir Stanley Rouss ha sido el mejor jugador del Mundial, y sobre todo de Inglaterra". Así está el ambiente de caldeado y de tenso.

En medios informados se dice: "Los países sudamericanos piensan separarse de la FIFA". Sin embargo un periodista afirma que no cree que eso le interesa a Sudamérica, a lo que otro contesta: "¿por qué no? Francia e Italia les apoyan. Los ingleses, que se queden sólos, porque al fin y al cabo la FIFA no es de ellos. Al revés, ellos no pertenecen a la F.I.F.A., y cuando se les pidió entrar llegaron con exigencias. Se puede formar otra federación internacional y ellos que se hagan el juego a sí mismos".

Inglaterra, ai parecer, no ha acertado con la organización de la Jules Rimet 1966.